El mismo miedo de siempre


Rompí ayer la cara de tonto que se me quedó el domingo. La rompí y la arrojé al cubo de la basura emocional, ese en el que guardo todas las decepciones que mi Real Zaragoza me regala. Hacía tiempo que no vivía una y es que uno se acostumbra en seguida a lo bueno. Varios partidos sin caer derrotado y cuatro victorias de cinco eran un bagaje muy atractivo, una historia de amor a la que uno se apunta en seguida.

Ahora asoma por la esquina del cierzo el Atlético de Madrid, ese simpático club al que tantos seguimos desde la lejanía porque representa muchas de las cosas buenas que tiene esto de vivir. Se presenta en la Romareda herido de muerte, castigado por el infortunio y las sucesivas derrotas que acumula con voracidad inapropiada. ¿Será el partido de nuestra resurrección o el de su vuelta a la vida?

– Seis por tres: salvación (El Periódico de Aragón)

– Ponzio: “Hay que seguir con la misma mentalidad” (Heraldo de Aragón)

– Lafita, parada técnica (Heraldo de Aragón)

 

Anuncios

Entre tú y yo queda un rayo de luz


El Fútbol es un tipo joven, caprichoso e inestable que no entiende ni de lógica ni de sentido común. Hace unas semanas éramos un equipo ganador, derrochador de energía y descaro, capaz de doblegar pechos metálicos y escalar murallas insólitas. Hoy andamos recogiendo los harapos que hemos dejado en el campo de batalla tras la última derrota.

El partido de Alicante nos hizo mucho daño. El gol de Trezeguet fue una bofetada de padre recto y estricto, de esas que nos merecemos por creernos que somos lo que ni siquiera somos capaces de apuntar y nos valió un aterrizaje desastroso en la tierra de los mediocres. De los malos, vamos. Nos recordó que cualquiera que tenga ganicas de jugar al fútbol y algo de idea en sus botas nos puede hacer un siete y eso mismo fue lo que sucedió el domingo. Dos jugadas, dos errores, un camión de relajación…y a casa.

La semana se presenta tranquila (por muerta) en lo institucional e interesante, intensa e incluso nerviosa en lo deportivo. El sábado viene el equipo más desequilibrado del Campeonato, ese mismo del que todo el mundo dice que igual nos enchufa cuatro como le endosamos siete. O a lo mejor son dos candidatos a la nada, por arriba y por abajo. De momento, martes, vuekta a los entrenamientos y declaración de intenciones: “Es otra final”, “partido compkicado”, “Debemos aprender de los errores”, “Ahora ya sabemos quiénes somos”… ¿Hacemos una porra de frases huecas? Yo ya tengo mis favoritas.

– La ruleta del último cuarto (Heraldo de Aragón)

– Buscando sustituto a Ander (Heraldo de Aragón)

– Herida abierta (El Periódico de Aragón)

– Jarosik exige banquillo (El Periódico de Aragón)

– Ángel Lafita y Jarosik, de cara a la pared (El Periódico de Aragón)

– Deberes para Javier Aguirre (El Periódico de Aragón)


La antesala del horizonte (previa Hércules – Real Zaragoza)


La antesala del horizonte limpio, mejor. Si el Vasco Aguirre consigue convencer hoy a sus muchachos de que son mucho equipo para el Hércules, ese equipo aseado y osado que fue capaz de derrotar en los albores de la Liga al mismísimo Barçca en su dorado templo, habremos logrado darle un beso al futuro.
Van nuestros chicos a un territorio en el que ha brillado el oropel y la ansia de grandeza desde hace algunos meses pero en el que ahora mismo puede empezar a cubrirse su cielo con la oscuridad de un presente pobre. Hace casi veinte años que no ganamos en la Comunidad Valenciana y ya toca. Para ello, nuestros jugadores deberán volver a ser ese equipo formado, serio y ordenado que ha demostrado ser últimamente. Ya me gustaría repetir el partido frente al Málaga, donde dimos un lección de honradez, modestia y trabajo. Si es así, si salimos concentrados desde el primer momento puede que hoy sea un gran día. Si nos olvidamos de lo que somos, si pretendemos ser quienes no somos, podemos caer despeñados por la ladera de un Taigeto demasiado cruel por el que nos quieren ver morir despedazados demasiados equipos.

Seriedad, esfuerzo y atrevimiento.

Hoy es un día inventado (Posible venta del Real Zaragoza)


A las ocho de la mañana he recibido un mensaje: “Según Heraldo vendido”. Era mi presidente, que me enviaba la noticia que acababa de publicar el decano de la prensa aragonesa. Mi reacción ha sido de confusión, estupefacción, esperanza, escepticismo. En una palabra, no he sabido qué pensar ni sentir.

Ahora, doce horas después, sigo sin saber de dónde viene el aire. Ni siquiera si viene aire.

Esta espera es más que una lluvia rota


El domingo juega el Real Zaragoza. Se enfrenta al Deportivo, un equipo que ahora mismo no le llega ni a la última hebra de las alpargatas que se ponían los jugadores gallegos hace dos décadas. Hoy se mantiene en el alambre de una presente mediocre y gris que le da para ir tirando, que no es poco, yo diría.

Es un partido muy importante, es un partido clave, es un partido crucial, es un partido en el que se nos va la vida o nos viene la muerte o nos queda un latido o expulsamos la nada. Lo que sea tendrá que ser porque nuestrso chicos, pundonorosos y escasos en juego, lo den todo y la fortuna, o mejor, la Fortuna decida besar nuestros labios secos y faltos de amor y nos ayude a encontrar el camino ala victoria.

Personalmente espero poco, aunque aspiro a todo. Espero que haya sangre en el césped de la Romareda y sudor en las frentes de los jugadores. Las lágrimas las escupiremos los aficionados, los mismos que vestiremos de negro y amarillo, los colores de la desvergüenza, de la rabia, del deseo de que haya luz entre tanta podredumbre. Hay pocos argumentos para creer en derrotar al depor, pero como a los pobres no nos queda otra que suspirar por un milagro, vaya desde aquí mi primer aliento. Aún quedan dos días para seguir rezando.

Lee la crónica del Real ZGZ, 0 – Depor, 0 (Temporada 2009-2010)

Lee la crónica del Real ZGZ, 1 – Depor, 0 (Temporada 2007-2008), la del agónico gol de Ayala.

¿Te acuerdas del vídeo que hizo “Cuatro” sobre el partido Real ZGZ, 1 – Depor, 0?


(Por cierto, Sr, Iglesias, venda ya)

Aguirre se resigna, el zaragocismo se persigna


Leo con temor que “Aguirre se resigna”. Dicen que ya no espera gran cosa, que se teme que el Sr. Iglesis no va a fichar y que la plantilla que tiene es la que le va a compañar durante el terrorífico periplo que debemos recorrer de aquí a Mayo. Si Aguirre se resigna a que no venga nadie, no le queda otra al zaragocismo que rezar y reflejar con su pulgar el signo de la cruz. Milagros como el del otro día no están por labor de repetirse.

Fichar es el verbo


Fue muy grande la alegría que nos produjo la victoria del lunbes. Porque hacía tiempo que no veíamos hoja verde, por conseguirla al límite, porque fue ante uno d elos equipos guapos de la Liga y porque el fútbol es, ante todo y sobre todo, goles y victorias y lo demás, tontadas.

Ahora es el momento de comenzar a pensar en Cornellá y en el otro equipo de moda, el Espanyol, pero eso no nos impide seguir considerando la necesidad de ampliar la nómina de jugadores para este equipo, que aunque el otro día consiguión un casi imposible no puede afrontar la guerra con tan escaso y deteriorado armamento.

Gaby Milito es el personaje de moda pero no me duelen prendas en compartir mi impresión de que no es un jugador interesante para el Real Zaragoza. Su estado físico ofrece dudas y su papel en el vestuario no es seguro que sea el que cumplió hace unos años, aquellos que le convirtieron en líder e ídolo incontestable. Demasiadas dudas.

Lo demás no dejan de ser posibilidades, pero el tiempo apremia y se hace preciso no perder más ocasiones. Un central y un delantero se necesitan como el comer, sin desdoro de otras incorporaciones que maquillen un esqueleto al que le faltan demasidados huesos. ¡Ah! Y lo de Contini no puede seguir así. Demasiadas estupideces, demasiados argumentos para que el árbitro le enseñe cada domingo el camino del vestuario.