Tormenta de tormento (UD Almería, 3 – Real Zaragoza, 0)


   Mikel_Gonzalez_01Dolorosa derrota. El Real Zaragoza fue vapuleado por un equipo, la UD Almería, mediocre y escaso de juego pero con suficiente corazón como para endosarle tres goles a los aragoneses. El viernes nadie hizo bien su trabajo. Nadie supo cumplir con su obligación y, a veces es lo peor, nadie pudo explicar las razones de semejante desastre. La rueda de prensa del entrenador dio miedo, con sus respuestas inestables y esa afirmación sin sentido en la que habla de cómo va a acabar este proyecto (“fantásticamente”) y cuando una afición ve a sus jugadores incumplir con los tres mandamientos básicos de un equipo de fútbol, capacidad física, talento técnico y fortaleza táctica, quiere decirse que estamos ante una crisis de enorme entidad.

   La primera parte fue un horrible homenaje al fútbol. Ninguno de los dos equipos aportó absolutamente al propósito de este deporte y nos ofrecieron 45 minutos feos de cuerpo y espantosos de alma. Ni una sola propuesta interesante, ni una sola ejecución atractiva. Ambos equipos se adueñaron de un discurso narrativamente seco que sirvió para confirmar que no se merecen el cariño que reciben de su gente. Al menos el Zaragoza, que con 18 puntos de 45 posibles ha cubierto uno de los recorridos más humillantes de su historia.

   Con una idea de fútbol demasiado conocida por sus rivales, Natxo se ha encontrado con un problema añadido: sus chicos ya no pueden o no quieren seguir su plan. No aportan intensidad, físicamente están hundidos, su fortaleza mental se ha apagado y en ningún caso ganan las mil microbatallas que conforman un choque de la Liga 123. Porque aquí el que no se deja las entrañas en cada acción cae seguro y este Zaragoza está ahora mismo agotado física, mental y futbolísticamente. Y de eso se dio cuenta en seguida el Almería, un grupo de jugadores discretos que encontraron en las bandas de Delmás y Ángel una posible solución a sus enormes problemas. Por ahí atacaron y desde una de ellas, al saque de una falta, llegó el primer gol. El ex zaragocista Fran enganchó un increíble chut desde fuera del área que le rompió la escuadra a Cristian. Imparable el chut, pero muy mal defendida la jugada.

   Se retiraron ambos equipos al vestuario con la sorpresa dibujada en sus rostros. Los locales, por el gol encontrado sin tampoco merecerlo; los visitantes, por el gol encontrado seguramente merecidamente. Natxo mostraba su preocupación y su enfado con sus enérgicos gestos  y todos imaginamos que algo cambiaría en el descanso para tratar de arreglar semejante fiasco. Pero no. Mantuvo al equipo ante la perplejidad de todos, pues ninguno de los jugadores había estado a la altura. La defensa había dado muestras de flaccidez, el centro del campo, con Zapa y Guti, no había logrado un encaje adecuado para sostener al equipo y la parte ofensiva no había ligado ni media jugada interesante, con Toquero torpe, Pombo deshilachado, Febas ausente y Borja aislado del mundo. Ese era el diagnóstico, pero evidentemente no coincidía con el del mister.

   La segunda parte comenzó con el Almería replegado y el Zaragoza jugando a nada. En estas, cuando el equipo de Natxo perdía el balón, que era algo que sucedía con mucha facilidad, los andaluces por medio de Gaspar y Fran golpeaban los flancos zaragocistas y llevaban el balón al área contraria, donde construían jugadas de peligro a cargo casi siempre de Juan Muñoz. El “pepinazo en el área” de Milla puso en aprietos a Cristian en dos ocasiones. Una, con una vaselina que el argentino desbarató con la yema de los dedos, y la otra con un cabezazo bien resulto con una palomita.

   Los minutos nacían y morían a un ritmo indeseado y el zaragocismo no acababa de ver claro que el empate pudiera llegar. En el minuto 79 aún no había creado ninguna ocasión de gol clara, así que el Almería decidió que el partido tenía que ser suyo. De nuevo un balón fuera del área grande fue la invitación para probar suerte. Ahora fue Alcaraz el que lo intentó. Un chut raso y ajustado al palo fue suficiente para lograr un segundo gol. Mazazo de hierro y ridículo que el equipo, el club, la afición acogieron con asombrado dolor. Dos a cero y nada, absolutamente nada, que objetar. Eguaras había salido en lugar de un alborotado Guti, pero no había servido de nada. Y para rematar el saco de despropósitos en que se ha convertido este equipo, Natxo les pidió a Buff y Oyarzun que salieran a acompañar a sus compañeros en la vergüenza.

   Y todavía les dio tiempo a participar en ella. Oyarzun con un chut lejano que detuvo René, en la única acción de ataque decente del partido. Y todos con el inaceptable gol que logró Alcaraz desde 50 metros. El oprobio, la humillación, la deshonra visitaba una vez más  el mancillado hogar del Real Zaragoza. ¡Qué desidia! ¡Qué deshonor! ¡Y cuánto dolor nos regaláis!. Ciertamente, es un misterio hacia dónde nos lleváis. A qué abismo, a qué acantilado. Decidlo: necesitamos saber dónde moriremos.

Foto: Carlos Barba (www.heraldo.es)

 CALIFICACIONES

Cristian: 2. Salvó dos goles pero encajó tres. El último, inaceptable.

Delmás: 1. La ganaron casi todos los envites.

Mikel: 2. Débil en el corte y parco en el mando.

Grippo: 1. Lento y descolocado. Perdió balones peligrosos.

Ángel: 1. Perdió la espalda y le ganaron la posición. Arriba, estéril.

Zapater: 2. Luchó, como siempre. Poco más.

Guti: 1. Torpe, inexacto y desubicado.

Toquero: 1. No aportó nada al ataque.

Fecbas: 1. Ausente y fuera del partido.

Pombo: 1. Individualista y poco eficaz.

Borja: 1. Aislado y poco acertado.

Eguaras: 1. Trató de recuperar el timón, con escaso éxito.

Buff: 0. Inexistente.

Oyarzun: 1. Un chut y nada más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s