Gigantes en crecimiento (Lorca, 0 – Real Zaragoza, 2)


FebasConfieso que escribo esta crónica después de celebrar el día grande de nuestras fiestas queridas. He preferido disfrutar de mi gente y guardar por unas horas en el cajón de
nuestra alegría las sensaciones que este Real Zaragoza nos regala. Que son muchas y muy positivas, lo que hace que el Ebro ya no guarde silencio al pasar por el Pilar, sino que se anime a proclamar al viento ahora amigo que ya tenemos equipo.

El Zaragoza ganó al Lorca en un partido forrado de alambre en cuyas púas muchas
otras veces se enganchaba y se dejaba mil fragmentos de piel. Lo afrontó con algunos
cambios importantes, como la titularidad de Guti y el regreso de Ros en lugar de
Eguaras. Además, regresó Ángel al lateral. Estas novedades las interpretamos muy
positivamente, pues significan que hay un grupo solvente que puede aportar soluciones a cada situación y que la idea no se resquebraja ni lo más mínimo. Esto es muy
importante, pues ayuda a entender que lo que estamos viviendo no es flor de un día.
Los primeros veinte minutos fueron una maraña de choques, balones divididos y
decisiones inestables que beneficiaron la propuesta murciana. Los chicos de Natxo se
encontraron con un Lorca muy enérgico que obstaculizaba las líneas de pase y ocupaba
las bandas para proveer de balones a sus rematadores. Afortunadamente en el área
pequeña los dominadores eran los jugadores rojillos y si no, Christian deshacía cualquier
peligro con maestría y agilidad, como ese primer chut que lamió la escuadra aragonesa
en el minuto 1.

El encuentro ofendía al buen gusto. Había que fajarse con decisión y afrontar cada
discusión con energía, pues lo que se jugaba era un duelo por la posesión del balón.
Ambos equipos sufren cuando no lo tienen, así que quien se lo quedase tenía mucho
ganado. No hubo ocasiones de gol. Tan solo la ya mencionada de Adán y otra por parte
zaragocista a cargo de Febas, cuyo chut se perdió muy cerca del poste. Por lo demás,
muchos corners para el Zaragoza, tantos como ocho, y mucho fuego cruzado en la zona
ancha.

La segunda parte nació con otro perfume. Tan es así que a los tres minutos el Zaragoza
ya recogió su primer fruto. El relato nació por la banda izquierda después de que Borja,
en un alarde de guerrero incombustible, iniciase el contragolpe. El pase de Ángel lo
recogió Javi Ros, quien remató duro y seco y batió a un desafortunado Dorronsoro. El
gol, efusivamente celebrado, activó la reacción del Lorca, pero una de las virtudes
zaragocistas es el manejo de los mecanismos defensivos. Supo resistir los gestos
ofensivos del Lorca, quien dispuso de sus ocasiones, pero ninguna fructificó.

Se sufrió durante un buen rato, pero también es verdad que el equipo mantuvo sus
costuras bien cosidas y comenzó a elaborar un plan para contrarrestar la intensidad
local. Febas pudo cerrar el partido, pero su disparo salió alto y desviado. Se veía que era
muy importante lograr el segundo tanto y por eso Natxo dio el paso incluyendo en el
equipo a Papu. Los contraataques se sucedían y fue de nuevo Ángel quien elaboraría una incursión, otra más, por su banda cediendo el balón a un activo Febas quien, a su vez,
vio libre de marca a Papu. El joven georgiano colocó el balón en la escuadra con un sutil
toque de rosca que celebró con una alegría compartida por todo el equipo, banquillo
incluido.

El 0-2 supo a gloria. Era el premio a un partido muy disputado y resuelto con una
maestría y una madurez dignas de equipos sólidos. Tal vez eso es lo que es ahora mismo
el Real Zaragoza. Un grupo con criterio, trabajador y trabajado, un entorno que
favorece que el talento aflore y la calidad crezca en las botas de unos jugadores que a
día de hoy están viviendo su momento más dulce de la temporada. Con estos , el
zaragocismo espera ávido el partido ante Osasuna el próximo domingo. Y la ilusión
parece que quiere quedarse a vivir entre nosotros.

CALIFICACIONES
Christian: 4. Madurez y estabilidad.
Delmás: 4. Entusiasmo y generosidad.
Verdasca: 3. Crecimiento y voluntad.
Mikel: 4. Experiencia y sabiduría.
Ángel: 3. Dinamismo y conducción.
Zapater: 3. Esfuerzo y mando.
Ros: 3. Derroche y compromiso.
Guti: 3. Responsabilidad y trabajo.
Toquero: 3. Cumplimiento y energía.
Febas: 4. Clase y calidad.
Borja: 4. Inteligencia y potencia.
Papu: 3. Talento y habilidad.
Eguaras: 3. Manejo y tempo.
Buff: S.C.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s