Palmeras en el corazón (Elche CF, 0 – Real Zaragoza, 3)


   Magnífica victoria. No hay nada como un 0-3 en campo contrario para despejar los nubarrones y acariciar el aroma de la calma tan necesaria para el zaragocismo. Tres goles como tres soles que cumplieron la función salvífica ya casi olvidada en el universo blanquiazul, en el cosmos avispa, en el sistema tomate.

   El primer partido de la era Lainez asomaba por la esquina del calendario anunciando una tarde de sobresaltos. El equipo estaba tan desnutrido, tan irreconocible que la afición esperaba que algo terrible sucediera, pues la dinámica sobre la que ha cabalgado los tres últimos meses nos había arrojado a un abismo del que nadie sabía cómo salir. ¿Nadie? El joven entrenador zaragocista, leyenda viva de un club que estos días ha celebrado el centenario de su nodriza, sí. O al menos eso ha demostrado una vez finalizado el choque.

   Para abrir boca, la alineación ofrecía algunas gotas de innovación. Ratón, a la portería. El gallego es del gusto de Lainez y de hecho fue él quien más apostó por su subida al primer equipo. En el lateral, el demonizado por Agné Isaac. Y en la medular, dos novedades: Edu Bedia y el joven Pombo, gran debilidad del mister. ¡Ah! Y en defensa, José Enrique y Cabrera intercambiaron sus posiciones. No estaba mal para empezar. La propuesta ofrecía un riesgo notable, pero la idea era clara: dotar al centro del campo de más vitamina futbolística, con una clara intención de fortalecer la idea de la circulación y la combinación. Lainez es de los que cree que quien tiene el balón tiene el deseo y en esto del fútbol la voluntad cuenta y mucho.

   Los primeros minutos fueron el entorno perfecto para comprobar que a fórmula era correcta. El equipo avispa tenía el dominio y los senderos eran suyos. El equipo estaba junto, se movía con buena coordinación y ocupaba los espacios con razón y sentido. Y no tardó en fructificar el plan. Ángel recibía buenos balones pero mucho más ajustados que hasta ahora, pues no se trataba de balonazos largos e imprecisos, sino de lanzamientos concretos que encontraban al canario en buenas posiciones para la conversión. A ello le ayudaba la nueva posición de Ros, más acorde con sus características, y la frescura y movilidad de Pombo, osado y exacto en sus acciones.

   Cuando Isaac le puso el balón a Ángel en el minuto 14 este no se lo pensó. Aún le dio tiempo para mirar al linier, pero en seguida obedeció a su instinto y le cruzó un balón imposible a Juan Carlos, logrando el primer gol. Era un bonito regalo de debut para Lainez, quien propugnó continuar en la misma línea. Nada de defender la ventaja. Al contrario: había que porfiar. Y a ese mensaje se aplicó el equipo, que obtuvo su recompensa con un disparo seco y afortunado de Pombo que entró como una folha seca en la portería ilicitana. Llevar dos goles de ventaja en campo ajeno en el minuto 24 era una extraordinaria noticia que el zaragocismo degustó con asombrada alegría.

   Pero el paisaje no varió. Con un Elche algo desorientado y la firme voluntad de seguir con el guion inicial, el Real Zaragoza sostuvo el partido a base de presión, combinación y solidez en su estructura. Ahí fue cuando emergieron con entidad propia Ros y Pombo, bien secundados por Edu Bedia. Los tres entendieron muy bien el libreto y consiguieron que un nuevo balón llegase a Ángel para que lograse otro nuevo tanto que, como el primero, no celebró por su pasado franjiverde. Un 0-3 en el minuto 40 era un regalo de los dioses. Además, jugando bien y desarrollando una idea de fútbol inteligente, razonable y solidaria. Muy bien los jugadores, muy bien el entrenador.

   La segunda parte había que afrontarla con sabiduría. El Elche quemó sus naves y reforzó el ataque. Ahí comenzó una fase de cierta inconsistencia futbolística por parte del Zaragoza. Lanza se lesionó y lo sustituyó Edu García, que haría un buen trabajo. Poco después, Lainez cambió a un tocado Zapater por Valentín, pero no para ubicarlo en el sitio del ejeano, sino para dibujar un nuevo esquema que pudiera contrarrestar los embates levantinos. Creó una barrera de cinco defensas y cuatro centrocampistas que sirvió para anular el ataque local y mantener la portería a cero. Supo el mister leer muy bien la situación y aportar soluciones imaginativas y adecuadas según venían dadas, lo que es sin duda una de las mejores noticias de lo que ayer vimos y vivimos en Elche.

   Victoria, en fin, muy valiosa, vitamínica, relevante. Victoria que sirve para agrandar al equipo, lograr que se active la plantilla y se rearme una afición que está viviendo un final de temporada durísimo. Victoria que saboreamos sabiendo que aún quedan batallas cruentas que habremos de librar sin bajar los brazos y manteniendo la unidad entre todos los sectores del zaragocismo.

Foto: Antonio Amorós (www.elperiodicodearagon.com)

CALIFICACIONES

Ratón: 2. Discreto, correcto y sin errores.

Isaac: 3. Buen trabajo tanto defensivo como ofensivo hasta que se hundió físicamente.

Silva: 3. Cometió algunos errores de bulto, sobre todo por alto. Por lo demás, luchador.

José Enrique: 2. Cambió su posición y firmó un partido aceptable.

Cabrera: 3. Mejoró otras actuaciones. El lateral es su entorno más favorable.

Zapater: 3. Bien arropando a la defensa. Si lo liberan de tareas de creación, lo agradece.

Ros: 4. Buen partido en una posición que le permite desarrollas sus habilidades.

Edu Bedia: 3. Tiene calidad y con jugadores como Ros y Pombo a su lado puede ofrecer buenas prestaciones.

Pombo: 4. Buen debut como titular. Osado, valiente y talentoso. Además goleó.

Lanzarote: 2. Disminuido físicamente, aportó destellos y cierta finura por la banda.

Ángel: 4. Gran partido. Metió dos goles y lo dio todo.

Edu García: 3. Es un gran jugador de quipo. Trabaja, tiene detalles y es disciplinado.

Valentín: 3. Como tercer central cumplió con las instrucciones correctamente.

Barrera: 2. Corrió, luchó y recuperó el ánimo.

Anuncios

Acerca de Juan Antonio Pérez Bello

Vivo en Zaragoza (Spain) y trabajo en el Colegio Bilingüe "Catalina de Aragón". De 1996 a 2001 fui Jefe de Estudios y de 2001 a 2012 fui Director del Colegio Bilingüe "El Justicia de Aragón", de Alcorisa (Teruel-Spain), donde implantamos el Currículo Integrado MEC-British Council en 2005. El vídeo en la escuela ha sido fiel compañero durante toda mi vida profesional (http://canalpispotero.blogspot.com y http://canalcatalina.blogspot.com). Desde septiembre de 2014 soy coordinador didáctico del Programa "Aprendiendo a Emprender con Ibercaja". Autor de las fichas de recursos para el profesorado "Aprendiendo a emprender con Ibercaja".
Esta entrada fue publicada en Crónicas de los partidos 2016-2017 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s