El Moncayo miró al Este (Real Zaragoza, 3 – CD Numancia, 0)


   lanzarote-y-caniVoy a ser incorrecto. El partido que ayer jugó el Real Zaragoza no fue mejor que el que disputó el pasado domingo ante el Nàstic. Sin embargo, anoche logró una victoria holgada y hace siete días la derrota nos ensució el alma a todos los zaragocistas. No jugó mejor, digo, pero sus jugadores ejecutaron las diferentes acciones con acierto, tanto en defensa como en ataque. Abismal diferencia.

   El resultado final es un paño caliente muy útil para calmar la tiritona que el zaragocismo ha vivido durante los últimos días. Del mismo modo, la llegada de Lalo Arantegui ha sido una tupida cortina que ha evitado que los rayos de la miseria hayan abrasado al club, a los jugadores, al técnico y a la afición. ¿Supone esto que un nuevo horizonte se muestra ante nosotros? No. Supone solamente que la continuidad de los actores de esta obra es fundamental para evitar el horror de la debacle. No son los mejores, no satisfacen a casi nadie, pero este técnico y esta plantilla tienen que ser quienes finalicen la temporada. ¿Objetivo? Vivir.

   Por eso, y solo por eso, hay que calificar la victoria de ayer como de importantísima. Vital. Esos tres goles son oro molido. En primer lugar, porque nos aleja de la quema. En segundo lugar porque este equipo, arrugado y arrasado por el miedo y la altísima exigencia, necesitaba un partido como el de ayer para resucitar. Los tres palos ante el Nàstic sirvieron para fabricar una cruz de madera que aplastó la espalda de los muchachos. Por eso, los tres goles de ayer suponen una bocanada de aire en el último minuto.

   Agné mantuvo su propuesta. Solo incluyó una variación: la entrada de José Enrique en el once tras varias semanas de lesión. Una decisión de enorme calado, pues el valenciano es un jugador esencial en este grupo. Al mismo nivel o superior que Lanzarote, Cani, Zapater, Ángel o Ros. Su presencia aporta experiencia, intensidad, compromiso y calidad. Casi nada. Y se vio desde el primer minuto. Aunque no está para subir la banda, la defensa gana en solidez y su pausa le otorga a la salida de balón otra dimensión. Por eso, los primeros minutos significaron una declaración de intenciones moderadamente interesante. Sumemos a ello que Saja supo hacer su papel y libró al equipo de un gol en contra que habría supuesto un mazazo de hiel. Es decir, que ayer se acertaba en las acciones que se ejecutaban.

   Poco a poco el Real Zaragoza fue gobernando el partido, en parte también porque la participación de los buenos fue más relevante. Cani, Xumetra y Lanzarote jugaron como ellos quieren hacerlo. Estando presentes, ocupando espacios, barriendo las entre líneas con su calidad. Detrás de ellos, Ros hacía un trabajo de extraordinario nivel y Zapater se encontraba por fin cómodo en su labor como portón que cierra la fortaleza. Arriba, como siempre, un bullidor y energético Ángel que ya en los primeros minutos disfrutó de una ocasión de gol que solucionó Aitor.

   Cuando el partido nos mostraba un razonable equilibrio a pocas cosas, Lanzarote se inventó un gesto técnico de alto nivel para propiciar que Ros lograse el primer gol. No era ni más ni menos injusto que otras veces. Sin embargo, resultaba gratificante comprobar que estos jugadores, cuando activan sus recursos adecuadamente, pueden lograr resultados positivos. El gol fue muy buena noticia, pues el grupo reaccionó con prudencia y buen manejo del balón. El Numancia acusó el golpe, lo que aprovechó el Zaragoza para profundizar en la herida. Lo hizo de nuevo con la participación de Lanzarote, que habilitó a Xumetra para que este fuese derribado por Mateu en el área. El penalti lo transformó Ángel, logrando el segundo gol que tranquilizó a la parroquia y al propio equipo.

   La segunda parte la afrontaron los de Agné con un juego sobrio y combinativo. Dominaron los tiempos y los espacios e impidieron que el Numancia despertase a través de mucho control y, sobre todo, presencia de sus centrocampistas y su segunda línea. El peligro se dibujaba casi en cada acción, pues el equipo soriano se desmadejó y se encontró con un sistema de contención de buen calibre. José Enrique estaba muy seguro y Silva se sintió imperial. Y goleador.

   Lanzarote ejecutó magistralmente un córner y el central uruguayo remató de cabeza el tercero. Una enorme alegría para el universo blanquillo que veía cómo, por fin, se ganaba un partido con holgura. Si el equipo es capaz de insistir en lo que sabe hacer bien; si sus jugadores afinan cada acción con el acierto que mostraron ayer; si el entrenador sostiene las cuatro ideas que ayer propuso, podremos vivir un final de temporada tranquilo. No hay que buscar el Santo Grial en las escombreras. Está en el corazón y el músculo de cada zaragocista.

Foto: http://www.elperiodicodearagon.com

CALIFICACIONES

Saja: 3. Dio seguridad y confianza.

Fran: 2. Atrevido en ataque, mostró varios agujeros en defensa.

Silva: 4. Uno de los mejores. Jugó un partido muy completo. Goleó.

Cabrera: 3. Junto a su compatriota juega cómodo y eficaz.

José Enrique: 4. Sin jugar un enorme partido, le aporta al equipo un plus de calidad.

Zapater: 3. Cómodo y liberado de funciones extrañas a él.

Ros: 4. Gran trabajo. Cubrió el centro del campo y supo qué hacer en cada momento. Goleó.

Xumetra: 2. Irregular, aunque ayer jugó más liberado y eso le conviene.

Lanzarote: 4. Mostró su mejor versión y nos recordó que si él juega bien, la noche es el día.

Cani: 3. Participativo, ágil, presente y productivo.

Ángel: 4. Lo lucha todo, trabaja sin descanso y aporta energía y brío. Goleó.

Edu García: 3. Participó con ganas e intención.

Dongou: 2. Cuando el partido estaba abierto, abrió el campo y sujetó el balón.

Valentín: S.C.

Guardar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s