Pobreza y pavor (SD Huesca, 1 – Real Zaragoza, 1)


 

_PartidoSDHuescaRea20454368_e25c2f75Nadie sabe cómo recordará el zaragocismo este tridente de famélicos partidos que el Real Zaragoza ha disputado en Soria, en Zaragoza y Huesca en tan solo diez días, pero lo que es seguro es que en nuestra memoria negaremos haberlos vivido. Por dolorosos, por miserables. Por injustos. No hay en la historia reciente del fútbol español una afición más castigada, más apaleada, más humillada que la del escudo del león y lo peor es que lo ha sido por directivos, por técnicos, por jugadores y por medios. No la hay. Y ayer se escribió el último capítulo de un relato que apunta a corrosión y a final infeliz.

   El partido de ayer era muy importante para ambos equipos. El Huesca podía cerrar su salvación y el Zaragoza tenía la oportunidad de acercarse de nuevo a la vida. Se prestaba al sacrificio, a la fiera lucha deportiva, al compromiso infinito. A todo ello se aplicó el equipo altoaragonés, con tan buen resultado que un choque que se le puso muy cuesta arriba con el gol de Dongou y, sobre todo, con la expulsión de Machís acabó convertido en un monumento a la raza y la rasmia. Sin embargo, el equipo de Carreras cumplió un vergonzoso ejercicio de indolencia. Y de insolencia.

   Indolencia porque la segunda parte del Zaragoza, ante un rival disminuido pero cumplidor y trabajador, fue sencillamente desastrosa. Después de haber cumplido unos aceptables primeros cuarenta y cinco donde estuvo bien plantado en el campo y supo aprovechar la ocasión que Pedro le regaló a Dongou, tras el descanso todo se derrumbó. Si hubiera seguido el guión con que comenzó el partido, con una buena línea de medio campo a cargo de Morán y Dorca y varias acciones correctas de Pedro y Lanzarote, otro habría sido el libreto, pero después de quince minutos aseados apareció Fran Mérida, que quiso enseñarnos cómo se gobierna un partido y cómo se reparte juego y se habilita a los compañeros.

   Quien mejor le acompañó fue Machís, que decidió complicarle la tarde a Isaac con sus incursiones y su velocidad. También el propio Mérida puso a prueba a Manu Herrera en el lanzamiento de una falta que detuvo el madrileño con agilidad. No obstante, cosas del fútbol, cuando más equilibrado estaba el encuentro llegó un rápido contraataque que Pedro culminó muy bien con un buen pase a Dongou para que este convirtiese el gol blanquillo. Era un premio que alegraba a la afición del valle y abría las puertas a la ilusión. Además, el Huesca no reaccionó con claridad al golpe recibido e, incluso, vio cómo Machís se ganaba una segunda amarilla en el minuto 44 por una dura entrada a Lanza.

   Era un buen momento para irse a la caseta a descansar y preparar con holgura y calma una segunda parte que se anunciaba favorable para los intereses zaragocistas. Y ahí llegó el revés del destino. El Huesca saltó al terreno de juego dispuesto a beberse el alma de los visitantes y lo hizo a base de furia, esfuerzo, trabajo y pundonor. Y porque tienen un plan que se lo han aprendido a las mil maravillas y saben ejecutarlo con presteza y aplicación. El día, en fin, frente a la noche en la que se instaló el Real Zaragoza. 

   Anquela decidió retirar a un apagado Camacho y darle entrada a Samu, quien, a la postre, se convertiría en el héroe de la tarde. Su agitación, osadía y voluntad férrea fueron suficientes para desarmar a un Real Zaragoza que vio cómo, con una jugada del madrileño, se le esfumaban todos los sueños que pudieran haberse traído a la Hoya. Carreras trató de reaccionar al gol oscense y dio entrada a Jaime, el añorado extremo que firmó un partido eléctrico y, cuando menos, significativo. Sus carreras, sus desbordes y sus regates dieron a entender que está recuperado para la causa y que puede aportar ese toque de distinción y carácter del que ahora mismo carece el Zaragoza. Así y todo, su aportación fue insuficiente para doblegar a un Huesca que supo muy bien nadar y guardar la ropa e, incluso, asustar en un par de ocasiones al Zaragoza con sus contragolpes y sus galopadas.

   Así murió el partido, en medio del regocijo del Alcoraz y la indefensión de la afición blanquilla que contemplaba, atónita e indignada, cómo sus jugadores deambulaban por el césped y no oponían ni medio gramo de intensidad a un Huesca que se les comió el ternasco, lo adornaron con una estupenda Trenza de Almudévar y lo regaron con un magnífico Somontano. Todo ello para propiciarle una digestión extremadamente pesada de la que no sabemos cómo se repondrá. Desde luego con algo más de autocrítica de la que hizo gala ayer por la noche Carreras en su rueda de prensa. Y con alguna solución futbolística que le permita afrontar la visita de un deshuesado Oviedo al que hay que derrotar para seguir teniendo la oportunidad de recorrer el camino de regreso a casa. A Primera.

Foto: http://www.heraldo.es

CALIFICACIONES

Manu Herrera: 4. Estuvo magnífico en un par de intervenciones.

Isaac: 3. Lo luchó todo y tuvo que hacer frente a un peligroso Machís.

Guitián: 3. Como siempre, cumplidor y trabajador.

Cabrera. 2. Algo descoordinado con el resto de la defensa y blando en el corte.

Abraham. 1. Falto de ritmo y poco constructivo.

Morán: 2. Fue de más a menos. Acabó superado.

Dorca: 2. Como el resto, se desorientó en la segunda parte. No leyó bien la situación.

Diamanka: 1. Desaprovechó su oportunidad. Tácticamente débil y poco participativo.

Lanzarote: 3. Buenos movimientos, acciones talentosas pero no fue definitivo.

Dongou: 3. Goleó y eso siempre es positivo. No culminó otra buena ocasión.

Pedro: 1. Buen pase de gol, pero poco más.

Jaime: 4. Sin duda, la mejor noticia de la noche. Rápido, técnicamente creíble y osado.

Ángel: 1. Caracoleó pero no remató.

Tarsi: S.C.

Anuncios

Acerca de Juan Antonio Pérez Bello

Vivo en Zaragoza (Spain) y trabajo en el Colegio Bilingüe "Catalina de Aragón". De 1996 a 2001 fui Jefe de Estudios y de 2001 a 2012 fui Director del Colegio Bilingüe "El Justicia de Aragón", de Alcorisa (Teruel-Spain), donde implantamos el Currículo Integrado MEC-British Council en 2005. El vídeo en la escuela ha sido fiel compañero durante toda mi vida profesional (http://canalpispotero.blogspot.com y http://canalcatalina.blogspot.com). Desde septiembre de 2014 soy coordinador didáctico del Programa "Aprendiendo a Emprender con Ibercaja". Autor de las fichas de recursos para el profesorado "Aprendiendo a emprender con Ibercaja".
Esta entrada fue publicada en Crónicas de los partidos 2015-2016 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s