Punto de valor (Osasuna, 1 – Real Zaragoza, 1)


El viejo Sadar, el nuevo Reino de Navarra. Da igual. Los partidos entre Osasuna y Real Zaragoza siguen siendo una batalla incruenta en la que la fiereza de cada disputa los eleva a la categoría de leyenda. En esta larga historia de rivalidades, fraternidades y odios no siempre bien explicados, cabe de todo. Desde encuentros sin valor hasta acontecimientos ásperos y sufridos como el de ayer, en que un árbitro mediocre y pusilánime destrozó la posibilidad de que el fútbol triunfase para que lo hiciese el juego alambrado que propuso el equipo de los de Martín.

La tarde se presentaba complicada. Carreras dispuso el choque con la misma alineación que frente al Córdoba, con la única novedad de Lanzarote por Hinestroza. No se resintió el equipo por el cambio, si bien el juego del equipo no puso desarrollarse con la fluidez deseada. La causa la encontramos en el férreo dispositivo navarro, muy bien ejecutado por Merino, Olavide y Torres, un centro del campo de calidad y pugna que está llamado a protagonizar buenos partidos esta temporada. Esa fue una de las claves. El equipo vivió incómodo la mayor parte del partido. En casi ningún momento pudo encontrar las líneas de pase adecuadas para ser protagonista, lo que no le impidió llegar en varias ocasiones a la portería de Nauzet con claridad e inquietarle con acciones de mérito.

   También Osasuna llegaba con claridad a los dominios de Manu Herrera, quien tuvo que emplearse a fondo para evitar el gol. La más clara en esos primeros compases fue para Otegui, pero la mano del portero zaragocista salvó el peligro. Después fue Pedro quien probó con un chut lejano en medio de una selva de faltas recibidas pero casi nunca señaladas. Entre todos los jugadores rojillos, destacaba Oier, quien cosió a patadas al alicantino sin recibir ni media palabra de amonestación. El partido estaba enmarañado e injustamente juzgado, lo que hacía que la propuesta zaragocista tuviera muy pocas posibilidades de salir adelante.

   Aún tuvo ocasión Manu Herrera de lucirse a chut de Osasuna antes de que llegase el gol zaragocista. Mientras Morán, Ros y Culio sufrían para hacerse con el manejo del balón, se producía la jugada en la que Culio abría magistralmente un balón a la banda derecha donde lo recogió Lanza y, sin apenas pensárselo, depositar con una delicada vaselina a bote pronto el balón lejos del alcance de Nauzet. Un gran gol en el momento adecuado, a apenas cuatro minutos del descanso. Buerna noticia, pues, para poner un duro partido de cara en un territorio hostil en el que estaba siendo muy difícil competir.

   La segunda parte se iniciaba con la intención del equipo aragonés de aguantar el previsible empuje inicial de Osasuna y tratar de gestionar la valiosa ventaja obtenida con el gol de Lanza. Sin embargo, los planes en seguida se quebraron. En el minuto 3 David García remató forzadamente un corner y consiguió el gol del empate. Duro golpe para el Zaragoza que, sin embargo, no se descompuso y trató de redirigir el partido hacia un sendero de recuperación. Lo que sucedió a partir de ese momento fue que el choque se resquebrajó.Las ocasiones se sucedieron en ambas áreas, algo que seguramente trató de corregir Carrera con la entrada de Sergio Gil por Pedro. El canterano recibió órdenes de jugar pegado a la banda, un terreno en el que no se encuentra muy cómodo y eso afectó al juego zaragocista.

   El partido entró en una fase de dominio osasunista. Culio, que en los dos partidos anteriores había jugado dos segundos tiempos notables, no encontró ayer el pulso. Ejemplo de ello es que perdió varios balones que conllevaron peligro, lo que contribuyó a que la inquietud se acomodase en las filas blanquillas. Al mismo tiempo el Real Zaragoza también dispuso varias acciones ofensivas, aunque en ningún caso apuntaron al gol. Los cambios, con la entrada de Dongou por Ángel, no dieron el mismo resultado que en partidos anteriores y a ello hubo que sumar la injusta expulsión de Cabrera por segunda amarilla. Con ello, el punto se daba por bueno, después de haber vivido un choque intenso, embarrado y muy mal controlado por el colegiado, lo que sin duda adulteró el resultado o, por lo menos, su desarrollo.

   El sendero, con todo, está trazado, Queda mucho por andar, pero hay argumentos y razones para considerar la posibilidad de mantenerse en la pugna con dignidad y con posibilidades de encontrar de una vez por todas el camino de regreso a casa. A Primera.

CALIFICACIONES

Manu Herrera: 4. Gran partido, con acciones de excelente portero.

Campins: 3. Rápido y con habilidad para la anticipación. En la disputa sufre un poco más.

Cabrera: 4. Trabajador, pundonoroso y atrevido en el remate.

Guitián: 3. Muy bien posicionado y con gran capacidad de trabajo.

Rico: 4. De nuevo muy buen partido, tanto en defensa como en ataque.

Morán: 2. No encontró su lugar en el partido.

Culio: 2. Poco atinado en el control del juego. Muy bueno su pase de gol.

Ros: 2. Luchó mucho pero se vio superado por el centro del campo adversario.

Pedro: 4. Muy presente y participativo, tuvo más acierto en su acciones.

Lanzarote: 3. Sin duda el gol le otorga la puntuación merecida.

Ángel: 3. Trabajó lo indecible y se inventó el partido. Solo le faltó el gol.

Sergio Gil: 2. Desubicado, no encontró el sitio en el partido.

Dongou: 1. Irrelevante.

Anuncios

Un comentario

  1. Si señor punto de valor de coraje y sacrificio de los blanquillos, pese a tener a un arbitro de la benemerita el señor Ruben Eiriz Mata que se arrimo a los rojillos y le perdono mas de una tarjeta amarilla, pero a eso nuestro REAL ZARAGOZA està ya acostumbrado. Seguimos sumando que es lo importante y tres jornadas sin perder y de nueve puntos con equipos de lo alto de la tabla los de Lluis Carreras han sumado siete puntos. Pero parece que hay aficionados mañicos que nuestro equyipo iba a ganar todos los partidos y eso no es asi el empate en el Sadar no esta nada mal lo que pasa que aqui nadie falla solo darles un dato de los once primeros en la tabla clasificatoria ninguno perdieròn y todos puntuaron. Actualmente estamos a ocho puntos del ASCENSO directo y a dos del play-off, tenemos que olvidar lo de Pamplona y ya solo en pensar en ganar al C.D. Lugo que en las tres temporadas que llevamos en segunda no hemos sido capaz de ganarle a los lucenses. Y es mas ojo al equipo del turolense Luis Milla que es el equipo que menos partidos a perdido fuera tan solo dos. Pero jugando como està jugando los chicos de Lluis Carreras tenemos que ser optimistas aunque en el Sadar el centro del campo dejo mucho que desear sea por las entradas y la dejadez del enlutado atuendo el equipo noto esa sintonia que han demostrado y sobre todo en Cordoba el trio ERIK MORAN- CULIO y JAVI ROS. Pero nos quedamos con el golazo de LANZAROTE el jugador numero doce que marca con la camiseta blanquilla esta temporada y con la gran actuaciòn del salvador del partido el portero madrileño MANU HERRERA. Tenemos que seguir siendo positivo el equipo va a mas desde la llegada de los nuevos son ya tres jornadas sin perder y deseamos todos que este domingo apoyados como siempre por la fiel aficiòn blanquilla intentaremos ganar al Lugo. En cuanto a lo negativo del partido que expulsaròn a Cabrera va a recurrir la entidad maña sobre todo por la segunda tarjeta amarilla que parece que ni le toca al contrario, y que en caso de empate a puntos con los pamplonicas estos nos superan en el gol average. El domingo nuestra vieja ROMAREDA tiene que ser un autentico fortin y la hinchada animando a nuestro REAL ZARAGOZA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s