Equipo en la niebla (Real Zaragoza, 0 – Real Valladolid, 2)


   525211_gMinuto 2. Una orgía de errores y torpes movimientos tácticos y técnicos dio con el balón de un magnético Óscar que convierte en oro futbolístico todo lo que toca. Gol del Real Valladolid. El caos gobernaba la nave blanquilla. Estupefacción en la grada. Primeros silbidos y decepción. La banda izquierda pucelana era un estremecedor mar de balones envenenados a los pies de Timor. El Real Zaragoza se estiró pero como un chiclé gastado. Para colmo de males, el árbitro anuló en el minuto 14 una jugada de peligro por fuera de juego al límite que luego comprobamos que no fue. A los pocos segundos, con Óscar tres metros adelantado, concedió gol válido al Valladolid. Manifiesta ineptitud del trío arbitral en perjuicio del equipo aragonés.

   En el minuto 15 ya estaba el partido resquebrajado. Si había un equipo con poso en el campo ese era el equipo visitante, cobijado en una manifiesta superioridad técnica en el centro del campo. Aun así, Borja dispuso de una buena ocasión en el minuto 23 que Varas resolvió con un magnífico mano a mano a su favor.  Popovic vio el problema y lo intentaó corregir sustituyendo a un flojo Álamo por Basha. La entrada del suizo equilibró al equipo y éste apuró su corazón con varias acciones no muy brillantes pero sí voluntariosas. Destacamos varios acercamientos al área visitante que no apuraron a su guardameta, pero sí lo podrían haber hecho dos flagrantes penalties que el colegiado no señaló en una clara muestra de incompetencia arbitral. Un violento agarrón a Galarreta cuando se disponía a rematar un balón franco y un ostensible manotazo de Álvaro que el trencilla vasco se negó a penalizar.

   La indignación en la grada alcanzó una gran intensidad y así llegamos al descanso. En la caseta Popovic rediseñó el equipo, adaptó sus piezas a la realidad y ordenó el dibujo. Lo que no consiguió fue activar el espíritu combativo de los chicos, por lo que pudimos ver a lo largo de la segunda parte.

   El equipo se partió, olvidó los dos o tres conceptos futbolísticos que tan buen resultado le han dado hasta el momento y abandonó el alma luchadora que le podía ayudar a presentar su candidatura a, por lo menos, el empate. Salió Vallejo por Fernández, lo que ayudó a taponar un tanto la banda derecha, que hasta el momento había sido un problema de primer orden, pero por otra parte el equipo vació ese territorio por completo. Eldin, que debía ser el extremo derecho encargado de proveer de balones a Borja, se disolvió en tierra de nadie y Pedro anduvo muy desorientado todo el partido y hasta llegamos a verle un tanto alterado por el férreo marcaje a que fue sometido.

   Fue una segunda parte polvorienta, deshilachada, en la que el Valladolid se sintió muy cómodo. Manejó el juego con calma y autoridad y sus aproximaciones siguieron marcando el ritmo del choque. El Real Zaragoza poco a poco se fue deshaciendo y la tardía entrada de William José al terreno de juego no fue la chispa capaz de encender a un grupo humedecido por la impotencia. La defensa siguió dando una cal y cinco de arena y el centro del campo no logró en ningún momento hacerse con el control del balón, lo que provocó un atasco monumental en la salida del balón blanquillo, sin argumentos y sin carácter. 

   El partido languideció, enmarañado en la dejadez de unos, incluido el poco acierto en acciones individuales como la de Eldin ante Varas, y la solidez defensiva de otros. Y en medio, una afición desencantada y enfadada con unos jugadores que no se entregaron y que se dejaron apabullar por un árbitro nefasto que no se merece pitar partidos como el de ayer.

Foto: El Periódico de Aragón

CALIFICACIONES

Whalley: 1. Muy mal partido del joven portero. Fallón, indolente e inseguro.

Fernández: 1. Mal partido. Su banda fue un pasillo por el que transitar con facilidad.

Cabrera: 2. Pundonoroso pero inexacto en su labor defensiva.

Lolo: 1. Ni manejó el balón ni actuó como central.

Rico: 1. No estuvo a la altura de lo que se le pide. Ni defendiendo ni atacando.

Dorca: 2. Trabajó mucho pero no encontró su sitio.

Galarreta: 1. Jugó en dos posiciones diferentes y en ninguna cumplió.

Eldin: 1. Muy desubicado. Perdió muchos balones y no combinó.

Pedro: 1. Muy nervioso y poco eficaz en su juego.

Álamo: 0. Nada aportó.

Borja: 2. Lo intentó pero no está en forma. Vive la sequía del goleador.

Basha: 2. Cuando salió equilibró al equipo. Después se perdió en el mal juego colectivo.

Vallejo: 2. Peleó y se ofreció en todo momento. Estuvo correcto en defensa.

William: 1. Poco pudo aportar en el poco rato que estuvo en el campo. 

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s