Soñar que somos fuertes (Real Zaragoza, 2 – Real Betis, 2)


   Puede que duela reconocer aquello de “si no se puede ganar al menos hay que empatar”, pero el partido de ayer es de esos que guardaremos en la memoria menor que nos toca vivir. Choque de eléctricos desguaces venidos a regular, lo que anoche ocurrió en la Basílica pudo ser un fracaso y acabó convertido en media victoria, suficiente para afrontar con cierta calma la semana “Camino Soria”.

   Enfrentarse a este Betis, con quien lo hacíamos por primera vez en las calderas del infierno, era una apuesta por el sufrimiento y la incertidumbre. Tras unos días esquinados por la roja a Fernández y su posible sustitución por Diogo, saltar al campo suponía un riesgo no calculado y así lo pudimos comprobar en seguida. Control anodino del balón por parte de los béticos y nula presencia de los nuestros en el juego. No había forma de rozar el cuero y quienes tenían que sujetar la bola no aparecían, tan delgado era nuestro centro del campo. Pases y más pases por su parte, inexactitudes y más inexactitudes por la nuestra.

   Con semejantes ingredientes el menú aparecía falto de sal y calor. Y, en todo caso, escaso de sabor. Por eso, por si alguien dudaba de nuestro desequilibrio defensivo, una pifia portero/defensas dio con el balón en los pies de Renella para que éste crucificase nuestra endeblez. Eso, por no contar otros dos desajustes que propiciaron sendas ocasiones salvadas por Cabrera y el palo respectivamente que habrían supuesto un 0-3 de difícil digestión.

   La primera parte, por lo aquí escrito, fue una mala estrofa que nadie supo leer y la única salida que encontró el equipo de Víctor fue tirar de chuts lejanos de William y un par de combinaciones eléctricas que no supimos culminar. El gol en contra, entonces, aparecía como un mal muy menor que había que corregir en la segunda parte. Con un cambio estratégico que la afición reclamaba en forma de refuerzo en el centro del campo, por ejemplo. 

   Y eso sucedió. Aunque no de la manera deseada. Víctor sacó a Galarreta por Lolo, lo que supuso que la Basílica silbase a modo de cierzo para que se enterase todo Aragón de cual es nuestro gusto. No se inmutó el zaragozano. Y a los dos minutos ocurrió. Un chut de William da en el codo de Jordi y el penalty lo transforma él mismo, dando lugar a un suspiro de alegría zaragocista. Pero pronto se hizo más oscura la noche. Un mal despeje de Cabrera dio con el balón en la red de Whalley, en una desafortunada jugada que pareció apagar la posibilidad de remontar el partido.

   El Real Zaragoza apuntó alto. La inclusión de Lolo coincidió con un repunte en el juego del grupo. El entrenador afinó la defensa y engrosó el centro del campo, ahora más presente y activo. Los balones ya no pasaban de largo y el partido entró en una fase en la que se vislumbraba la posibilidad de lograr algo positivo. Pedro lo intentó en una primetra ocasión, aprovechando el viento de cola que traía la nueva disposición táctica del equipo y la pasividad bética. Había chispa, empuje, deseo de acercarnos al equilibrio. Y llegó. Con un golazo. Un pase largo y diagonal de Rico que acogió Pedro con su pecho, acomodó con la rodilla y culminó con su pierna izquierda para dibujar uno de los mejores goles de la temporada. La Romareda explotó de alegría y desde ese momento hasta el final empujó a los chicos con la fuerza que le otorga el pundonor y la lucha de los suyos.

   El Betis, con un Rubén Castro motivado pero fallón, se acercó a los dominios de Whalley varias ocasiones aunque sin acierto, al igual que el Real Zaragoza, que dispuso de dos situaciones que casi acaban en gol. ambas las desbarató Adán; la primera con una extraña parada y la segunda, más clara y franca, con un paradón que evitó lo que pudo haber supuesto un gol postrero que habría significado la victoria. No fue y a los pocos segundos el árbitro pitó el final y la afición prorrumpió en una cerrada ovación a los suyos. señal de que el esfuerzo se recompensa. Señal de que el equipo tiene alma. La nuestra.

CALIFICACIONES

Whalley: 2. No muy bien en el primer gol y sufridor en los baloners altos.

Diogo: 3. Acelerado e inexacto al principio, puso mil kilos de agallas en la segunda parte.

Mario: 3. Mandón y poderoso en todas sus acciones.

Cabrera: 2. Tuvo de todo: buenas acciones e imprecisiones.

Rico: 3. Buen partido. Firme en defensa y atrevido en ataque.

Dorca: 3. Muy buena segunda parte, cuando se sintió más acompañado.

Galarreta: 2. Muy encimado y asfixiado por los contrarios.

Eldin: 3. Activo y atrevido. Buscó el baklón en todo momento.

Pedro: 4. Marcó un extraordinario gol y supo cómo jugar en cada instante.

William: 4. Peleó, jugó el balón con valentía y provocó y metió un penalty.

Borja: 3. Muy bien marcado, se pegó una paliza de correr y casi marca en el último segundo.

Lolo: 3. Pausó el juego y conectó bien con los delanteros.

Jaime: 3. Cumplió bien su papel de revulsivo. Suyo fue el último centro que casi acaba en gol.

Rubén: S.C.

Anuncios

2 comentarios

  1. Soñar no, podemos ahora que esta de moda el grupo del coleta, nosotros nuestro REAL ZARAGOZA, podemos y debemos ser fuertes pero jugando como saliò el equipo en la segunda mitad frente al Betis. Poniendo toda la carne en el asador, todos fueron valientes solo falto ganar pero la aficiòn una vez mas demostrò que esta con el equipo y cuando se lucha y se intenta la gente que no es tonta pues reconoce las cosas. Lo que si vemos todos es que hay que mejorar muy mucho en defensa, recibimos muchos goles mas por fallos nuestro que por acierto de nuestros rivales. El bueno de Victor Muñoz aprobado ya todo lo que tiene en defensa Fernandez, Diogo, Mario, Vallejo, Ruben,Cabrera, Lolo y Rico. Ocho defensas y es lo que tenemos. Sin embargo centrocampistas como Dorca que serà una sensible baja en Soria, Galarreta, Tierno, Lolo son jugadores validos a Basha no sabemos como es porque no le hemos visto por lesiòn y baja forma. En las bandas y en la delantera tenemos gol, llevamos veinte goles y solo hemos dejado de marcar en la primera jornada cuando empatamos 0-0 en Huelva. Les recuerdo que alli en el Colombino jugador por primera vez en segunda divisiòn dos jugadores con 17 años y canteranos como fueron Vallejo y Muñoz. El empate frente al Betis nos puede servir si el proximo sabado ganamos a nuestros hermanos los sorianos. Es la gran fiesta futbolistica por excelencia el partido de maxima rivalidad en el Moncayo un C.D. Numancia y nuestro REAL ZARAGOZA, una gran fiesta futbolistica donde esperamos todos que nuestro equipo vuelva por la sendas de las victorias tras tres jornadas sin ganar, seamos optimistas y a por los tres puntos en el campo de los Pajaritos. AUPA REAL ZARAGOZA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s