Con sangre entra (FC Barcelona, “B”, 4 – Real Zaragoza, 1)


BorjaEl Mediterráneo nos devolvió ayer con la marea alta al lugar que, de momento, nos corresponde. Ni más ni menos. Fue un repasito de esos que le dejan a uno cara de bobo y sirve para descubrir las miserias que parecían olvidadas. Porque un cuatro a uno es algo más que una derrota digna: es una pequeña humillación.

El partido en seguida dibujó un panorama preocupante. Con unos muchachos talentosos y rápidos enfrente, el Real Zaragoza conoció lo que era correr detrás del balón, ese pequeño tesoro que veía pasar vertiginosamente por delante de sus bigotes pero que en muy pocas ocasiones acababa en sus botas. El índice de posesión culé fue altísimo durante los primeros veinte minutos y eso conllevó que la portería de Whalley sufriese varios ataques de riesgo que el joven portero solucionó bien, especialmente una doble parada de mucho mérito con que respondió a un eléctrico ataque local.

La calidad ya se veía dónde estaba: en el Barça, pero en el Real Zaragoza lo que hasta ayer había sido una propuesta cuyas costuras estaban cosidas con la ilusión y el trabajo en equipo se deshizo como un azucarillo. La defensa dio muestras de inconsistencia, el centro del campo se perdió entre los pases y combinaciones barcelonistas y la delantera no recibía balones francos. Aun así, los de Víctor equilibraron la balanza y comenzaron a juntar sus líneas y estructurar una idea de fútbol más parecida a lo que hasta ahora habíamos visto, con algunas aproximaciones de mérito y más cemento en las líneas de pase catalanas.

En ese punto nos encontrábamos cuando se produjo el gol de Dongou que nunca debió subir al marcador, pues se consiguió en off side. El linier lo anuló pero Pérez Pallás lo validó. Error garrafal que nos hizo daño. Además, al poco se lesionó Pedro, lo que supone una mala noticia. Peor, incluso, que la derrota, en palabras de Muñoz. Mala cara tenía el partido. Sin embargo el equipo no se arrugó y a los pocos minutos, continuando con su plan de porfiar y recuperar el terreno perdido, logró empatar el partido en una bonita jugada trenzada entre Galarreta, Borja y Eldin, que remató limpiamente la dejada de éste.

El partido estaba en un buen punto. El rival seguía siendo un peligroso contrincante, pero el equipo estaba entero y parecía saber qué había que hacer. Mas todo se derrumbó al poco de comenzar la segunda parte. Una muy desafortunada jugada de ataque blaugrana horriblemente defendida sirvió para que Dongou rematase un balón suelto en el área pequeña mientras la defensa aragonesa bailaba una extraña danza casi bajo los palos de Whalley. Fue un puñetazo en el mentón de la confianza zaragocista, porque a partir de ese momento los blanquillos ya no supieron en qué parte del Mini Estadi se encontraban en cada momento. Se desequilibró, las líneas se desconfiguraron y ni siquiera el intento de reset que llevó a cabo Víctor con la entrada de Willian José funcionó.

Así, llegaron dos goles más que vinieron a confirmar que el equipo necesita aún un período de rodaje que lo tiene que dar, inevitablemente, el paso de los partidos. Que es, por cierto, lo que se ha venido deciendo desde el club todas estas semanas. El partido, así y todo, puedo equilibrarse un poco si Eldin llega a clavar un impresionante chut en la portería de Ortolá en lugar de estrellarse en el larguero. Habría estado muy bien que así hubiera sido, aunque no habría maquillado la floja actuación del equipo, sobre todo en la segunda parte.

CALIFICACIONES
Whalley: 2. Realizó dos magníficas paradas y recogió varios balones. Algo estático.
Fernández: 1. Se vio empujado por la delantera hasta espacios inadecuados.
Vallejo: 2. Bien en el corte, pero jugó muy metido atrás.
Mario: 2. Empezó bien, pero la segunda parte se desubicó.
Rico: 2. Tuvo que defender al mejor. Recibió pocos apoyos.
Galarreta: 2. Un tanto aislado al comienzo, luego enganchó con Dorca para desaparecer después.
Dorca: 2. Le costó entrar en el partido. Se recuperó para acabar diluido.
Álamo: 2. Su presencia no fue útil al equipo. Se encontró con muchos obstáculos.
Pedro: 1. Hasta que se lesionó no participó demasiado.
Borja: 2. Mejor cuando estuvo cerca de la portería contraria. Su asistencia, muy buena.
Muñoz: 2. Activo y voluntarioso. Lanzó un buen chut a puerta.
Eldin: 3. Eficaz y talentoso. Gol y larguero son dos buenos datos.
Willian José: 2. Salió con ganas y disparó a puerta con osadía. Aislado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s