Real Zaragoza, minuto 0.


   firma notario fundaciónEs 24 de julio de 2014. El Real Zaragoza, ese corazón blanco y azul que tanto ha sufrido a lo largo de estos últimos años, vuelve a latir con una suave cadencia que le concede el mañana. Hace poco más de treinta horas que Agapito Iglesias anunció su decisión de recuperar sus acciones y cederlas a la Fundación 2032, lo que suponía de hecho la salvación del club. Y así lo recibió el zaragocismo en bloque. Afición, medios, ilustres ex-jugadores, instituciones: todos aplaudieron la decisión del empresario soriano y se comenzó a hablar de futuro. Y sueños.

La historia del agapitismo está por escribir. Tendrá que pasar un tiempo para que alguien lleve a cabo la titánica tarea de relatar lo que ha sucedido desde mayo de 2006 hasta julio de 2014, pues hoy por hoy son demasiados los claroscuros que nos impiden conocer la verdad de lo sucedido. Son demasiados personajes, demasiadas tramas, demasiados intereses no sé si inconfesables, pero por lo menos sí ocultos los que se han dado cita en el Real Zaragoza y que han llevado a la institución e incluso a la sociedad zaragozana y aragonesa a un estado de shock durante mucho tiempo insoportable.

La situación ha dado un vuelco en los últimos días. La aparición en escena de la Fundación 2032, precedida de la atención mediática de algunos periódicos y canales de TV nacionales, como El País y LaSexta, fue un aldabonazo que hizo estallar la vocación de vida de la afición. El momento más especial fue la concentración cívica de más de 15.000 zaragocistas el pasado 17 de julio que pasará a la historia de la ciudad y de todo Aragón por su emocionante puesta en escena y el significado de la misma.

A continuación, o al mismo tiempo, diferentes representantes institucionales expresaron su apoyo a esta opción y ahí comenzó a elevarse la ola blanca y azul que alcanzó de lleno a Agapito Iglesias y que le obligó, ahora sí, de forma definitiva, a ceder su propiedad. Ayuntamiento, Liga de Fútbol Profesional y DGA dijeron “sí” y los planetas comenzaron a alinearse.

Como he dicho al principio deberán pasar varios años hasta que alguien complete el relato de los hechos, pero lo que sí podemos ya concluir es que sólo cuando las fuerzas económicas, políticas, sociales, mediáticas e, incluso, judiciales han dado un paso adelante el Real Zaragoza ha podido comenzar a respirar. Y sólo cuando el principal actor de este maremoto, Agapito Iglesias, se ha visto acorralado ha sido posible encontrar una salida digna. Todo ello nos invita a pensar, sin menoscabo de lo que podamos conocer en un futuro, que la gran partida de póker que se ha jugado estas semanas ha tenido más de cuatro jugadores y ha dejado unos cuantos cadáveres en la cuneta del tapete de juego. Todo ello, sin embargo, lo damos por bueno si el Real Zaragoza sigue vivo y nos damos así la oportunidad de poder seguir amándolo y defendiéndolo.

   El proceso nos permite respirar. Seguimos vivos. Ha acabado la guerra, pero la posguerra se adivina durísima. Deberemos templar los nervios y mantenernos ojo avizor. Pero lo más importante será elegir a las personas más adecuadas para dirigir cada parcela. Esto es fundamental, pues una de las causas del terrible proceso de destrucción que ha vivido el Real Zaragoza ha sido la escasa capacidad y menos honestidad de quienes han regido el club, tanto en la parcela directiva como en la deportiva. Contar con gestores ineptos y vividores, futbolistas mediocres y poco comprometidos y entrenadores limitados y maltratados es una muy mala política para una entidad de la gran relevancia del Real Zaragoza y eso ha provocado la catástrofe que casi nos lleva al hoyo.

   Que vengan los mejores, que no tienen por qué ser los que más dinero se lleven. Que vengan quienes ya amen al Real Zaragoza o, al menos, quieran aprender a amarlo. Que vengan los más trabajadores y no miren nunca el bien propio o, al menos, no sólo. Que vengan al Real Zaragoza los limpios de corazón. En la Basílica ya no queda sitio para los bucaneros que saquearon nuestra alma blanca y azul. Adiós, miseria. Bienvenida, esperanza. 

Anuncios

Un comentario

  1. Parece que por fin las cosas se hacen con cabeza, ha sido llegar los nuevos gestores de la FUNDACION ZARAGOZA 2032 y las cosas se hacen como se tiene que hacer, ya por lo pronto tenemos un secretario tecnico con experiencia y oficio 14 años en el Osasuna de ojeador, segundo entrenador y secretario tecnico 14 años donde hay muchos exitos y pocos fracasos. La era del hijo mitico de Carlos Lapetra ahora el presidente es Cristian Lapetra ha comenzado con el primer fichaje como tiene que ser el secretario tecnico, ahora vendran los jugadores que haya acierto y nuestro REAL ZARAGOZA vuelva por sus fueros. AUPA REAL ZARAGOZA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s