Mi crónica. La vida tenía un precio (Córdoba, 1 – Real Zaragoza, 2)


   A Víctor no le ha gustado cómo ha jugado el equipo, pero ha ensalzado la actitud de sus jugadores. A Víctor le ha parecido que Barkero y Luis García eran dos buenas opciones, pero ha aprovechado la lesión de uno y la ingravidez del otro para reconstruir el equipo. A Víctor se le ha visto lejano durante el partido debido a su sanción, pero cercano y eléctrico en la distancia corta cuando ha visto, de repente, sin esperarlo, una luz al final del túnel. Como todos. A Víctor, en fin, le salen las cuentas de la salvación.

   Con la no muy comprendida decisión de colocar a Cidoncha de central el Real Zaragoza ha afrontado un partido que se presentaba hosco y arisco. Enfrente un Córdoba que venía de ganar en Barcelona al B con un juego rocoso, firme atrás y a la contra. Y con esas armas nos han propuesto un choque en el que si no poníamos todo sobre el campo íbamos a sufrir. 

   Pronto se ha visto que el equipo no estaba para ninguna alegría. Ni para una sonrisa de media comisura. El desafortunado resbalón de Cidoncha ha propiciado, complementado por la indolencia del resto de compañeros, que el Córdoba se adelantase en el marcador. Ni quince minutos y ya estaba el partido agrisado. Y lo peor es que no había jerarquía en el grupo ni personalidad para diseñar un plan. Además, un apático Barkero se lesionaba y tenía que dejar su puesto a Paglialunga.

   Los minutos pasaban y no había ni apunte de recuperación. Con un juego largo y directo, el Córdoba desnudaba todas nuestras carencias y tan solo un esquelético contraataque mal finalizado por Montañés podía haber supuesto la ocasión para empatar. Espejismo, en todo caso. El partido era del Córdoba. La desesperanza, del equipo aragonés.

   En el descanso Víctor ha sustituido a Luis García por Víctor Rodríguez, lo que ha supuesto que el partido se reactivase. El incansable trabajo del pequeño catalán ha sido el mejor argumento para revertir la situación. El balón se ha quedado en los pies de los (hoy sí) tomates, se ha comido el campo y las jugadas han empezado a fluir. Sin llegada y, por supuesto, sin pegada, pero el dominio ha sido completo durante este período. Se veía a un Córdoba amedrentado, fatigado en su idea futbolística y los movimientos rápidos e intencionados de Víctor, Montañés y, más tarde, Álamo han conseguido abrir levemente la ventana a la esperanza.

   El cariz que ha tomado el partido hacía pensar en el empate. Más por minutos de posesión que por sensación de peligro, pero como el fútbol es una ráfaga de viento que tan pronto sopla de poniente como vuela desde levante, el gol ha venido tras una falta al agitador Víctor. Él mismo la ha sacado y Cidoncha, como quien pasa por ahí, ha peinado el balón consiguiendo un gol balsámico. Edulcorante.

   A partir de ese momento el match ha entrado en una fase en la que el error podía provocar una debacle, así que con los dedos cruzados contemplábamos cómo pasaban los minutos y los nuestros, aunque no convertían, caso de Paglialunga, lograban que los andaluces no asustasen salvo la ocasión de Abel. Partido deshuesado en el que casi nada más podía pasar. O casi nada más tenía que pasar. Pero fútbol es fútbol.

   Arzo ha colgado un balón al balcón de la Mezquita, se ha enganchado en la media luna de los muros de Medina Azahara y cuando ha caído lo ha recogido Roger, quien hoy ha decidido que acertaba con el chut y conseguía el gol de la victoria. Cuando nadie lo esperaba. Cuando nadie creía en nada más que en seguir atemorizados a la espera de que los próximos partidos nos trajesen los cuatro puntos que necesitamos para salvar la categoría. Gol de último suspiro. Gol de resurrección. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s