Mi crónica. Real Zaragoza, 3 – Alcorcón, 1 (Rugido y decisión)


Ver a la Romareda aplaudir a Barkero cuando fue sustituído fue la prueba del algodón. Se demostró, a quien corresponda, que esta afición está huérfana. De fútbol, de cariño, de atenciones. De vida. Por eso comprobamos que no hace falta mucho para conjugar pasión y amor por unos colores. Tan solo dedicación, humildad, unas gotas de talento y respeto a una historia, un escudo, una ciudad.

El partido de fútbol de ayer fue lo más parecido a un partido de fútbol. Desde el primer momento el Real Zaragoza quiso jugar bien. Las combinaciones se sucedían vertiginosas y audaces y aunque el Alcorcón dispuso de una inmejorable ocasión en el minuto 3, fue el equipo zaragocista el que le puso el sello de calidad a la tarde. Luis García y Barkero nos enseñaron su talento y le dijeron al mundo que si quieren, pueden. Montañés, grandioso desde el minuto 1, provocaba temblor en las piernas de la defensa madrileña y Roger encontró la clave de su fútbol en cada gesto de presión, en cada acelerón, en cada balón peleado.

A ellos se sumaron la dupla argentina. Mario y Walter supieron jugar como pareja de control y gestión, en una actuación digna de aplauso en la que combinaron gestos defensivos y acciones en las que la salida de balón se ejecutó con limpieza y claridad. Atrás, Leo Franco mantenía su magnífico tono de la temporada y la defensa sujetó al contrario eficazmente. La presenca de Arzo, en tan solo dos partidos, le ha pintado la cara a la zaga con otro color, demostrando una vez más que en ocasiones una presencia madura vale más que mil carreras. El castellonense transmite seguridad y calma a una línea desde hace mucho tiempo agujereada por la incosistencia y la flaccidez.

A todo ello ayudó la llegada del primer gol en el minuto 13. Se veía venir que el equipo quería. Tenía un plan y la afición sintió que también tenía los jugadores apropiados. Y allí estuvieron Montañés, Roger y Bakero para romper la tarde con un gol de voluntad. Y no acabó ahí la apuesta. El  equipo pareció ceder al despertar del Alcorcón, pero no abandonó su afán por ahogar al contrario. Robó un balón y el contrataque fue muy bien aprovechado por un pundonoroso Roger, que porfió y lo acabó alojando en la portería de Dani para clavar el segundo.

La Basílica sonreía. El zaragocismo aplaudía a su equipo y el partido parecía mostrar su cara más amable. Llegar al descanso con ese 2-0 parecía una cuestion de estado y a ello se aplicó el equipo. Y lo logró.  

La segunda parte comenzó con un Alcorcón jovial y echado para adelante dispuesto a molestar y estropear una jornada que apuntaba a felicidad. Y estaba afanado en semejante tarea cuando Roger, de nuevo eléctrico y zascandil, se fue de Babin, quien se vio obligado a derribarlo. Penalty y roja. Si Luis García convertía, el partido se pondría de dulce. Y ocurrió. Con 3-0 y el equipo contrario con diez todo apuntaba a partido victorioso. Con el Alcorcón decidido a acortar distancias, Herrera le pidió a Víctor que revolotease por el área visitante para redondear un partido que podía llevarnos a una posición de privilegio. Ese fue el momento en que estuvo a punto de conseguirse el cuarto en sendos chuts de Montañés y Álamo que el portero alcorconero resolvió muy bien.

Si bien el Real Zaragoza completó una segunda parte más atenuada, sí supo encajar un magnífico gol del Alcorcón que, ayer sí, gestionó con calma y oficio. Eso lo supo reconocer la afición, que despidió a sus jugadores con el canto del himno y una sonrisa de media comisura que aventura mejores tiempos que los vividos desde agosto.

Reconoceremos que la defensa cosió as costras otrora deshlachadas. Convendremos en que Mario y Walter encontraron ayer caminos antaos obturados. Acordaremos que si los veteranos saben gobernar esta nave será más fácil llegar a puerto. Entenderemos que Montañés y Roger nos regalaron ayer las señales necesarias para creer en ellos. En ello. En la vuelta a casa. A primera.

Leo Franco: 3. De nuevo serio, ubicado, maduro.

Cortés: 3. Defendió con oficio y corrió la banda con arte y clase de lateral.

Álvaro: 3. Ha crecido en dos partidos con Arzo a su lado.

Arzo: 4. Su presencia es mucho más importate que su propia participación en el juego.

Rico: 3. Muy bien en defensa y mejorado en ataque.

Paglialunga: 3. Muy bien sacando el balón y atento a achicar balones.

Acevedo: 3. Manejó muy bien el tiempo. Se quedó el balón cuando era preciso.

Montañés: 4. El mejor. Cuando le llega el balón, el contrario tiembla.

Barkero: 4. Muy buen partido. Talentoso, esforzado y mandón.

Luis García: 3. Es amigo del balón. Cuando le llega, se lo queda y lo reparte.

Roger: 4. Su vigor, fe y velocidad son armas fundamentales en este equipo.

Lagardia: 2. Salió por Cortés y se acomodó con listeza en el lateral.

Víctor: 3. Agitador y explosivo, su trabajo de nuevo fue valioso.

Álamo: 2. Su zancada y velocidad prometen escenarios verticales.

El partido de fútbol de ayer fue lo más parecido a un partido de fútbol. Desde el primer momento el Real Zaragoza quiso jugar bien. Las combinaciones se sucedían vertiginosas y audaces y aunque el Alcorcón dispuso de una inmejorable ocasión en el minuto 3, fue el equipo zaragocista el que le puso el sello de calidad a la tarde. Luis García y Barkero nos enseñaron su talento y le dijeron al mundo que si quieren, pueden. Montañés, grandioso desde el minuto 1, provocaba temblor en las piernas de la defensa madrileña y Roger encontró la clave de su fútbol en cada gesto de presión, en cada acelerón, en cada balón peleado.

A ellos se sumaron la dupla argentina. Mario y Walter supieron jugar como pareja de control y gestión, en una actuación digna de aplauso en la que combinaron gestos defensivos y acciones en las que la salida de balón se ejecutó con limpieza y claridad. Atrás, Leo Franco mantenía su magnífico tono de la temporada y la defensa sujetó al contrario eficazmente. La presenca de Arzo, en tan solo dos partidos, le ha pintado la cara a la zaga con otro color, demostrando una vez más que en ocasiones una presencia madura vale más que mil carreras. El castellonense transmite seguridad y calma a una línea desde hace mucho tiempo agujereada por la incosistencia y la flaccidez.

A todo ello ayudó la llegada del primer gol en el minuto 13. Se veía venir que el equipo quería. Tenía un plan y la afición sintió que también tenía los jugadores apropiados. Y allí estuvieron Montañés, Roger y Bakero para romper la tarde con un gol de voluntad. Y no acabó ahí la apuesta. El  equipo pareció ceder al despertar del Alcorcón, pero no abandonó su afán por ahogar al contrario. Robó un balón y el contrataque fue muy bien aprovechado por un pundonoroso Roger, que porfió y lo acabó alojando en la portería de Dani para clavar el segundo.

La Basílica sonreía. El zaragocismo aplaudía a su equipo y el partido parecía mostrar su cara más amable. Llegar al descanso con ese 2-0 parecía una cuestion de estado y a ello se aplicó el equipo. Y lo logró.

La segunda parte comenzó con un Alcorcón jovial y echado para adelante dispuesto a molestar y estropear una jornada que apuntaba a felicidad. Y estaba afanado en semejante tarea cuando Roger, de nuevo eléctrico y zascandil, se fue de Babin, quien se vio obligado a derribarlo. Penalty y roja. Si Luis García convertía, el partido se pondría de dulce. Y ocurrió. Con 3-0 y el equipo contrario con diez todo apuntaba a partido victorioso. Con el Alcorcón decidido a acortar distancias, Herrera le pidió a Víctor que revolotease por el área visitante para redondear un partido que podía llevarnos a una posición de privilegio. Ese fue el momento en que estuvo a punto de conseguirse el cuarto en sendos chuts de Montañés y Álamo que el portero alcorconero resolvió muy bien.

Si bien el Real Zaragoza completó una segunda parte más atenuada, sí supo encajar un magnífico gol del Alcorcón que, ayer sí, gestionó con calma y oficio. Eso lo supo reconocer la afición, que despidió a sus jugadores con el canto del himno y una sonrisa de media comisura que aventura mejores tiempos que los vividos desde agosto.

Reconoceremos que la defensa cosió as costras otrora deshlachadas. Convendremos en que Mario y Walter encontraron ayer caminos antaos obturados. Acordaremos que si los veteranos saben gobernar esta nave será más fácil llegar a puerto. Entenderemos que Montañés y Roger nos regalaron ayer las señales necesarias para creer en ellos. En ello. En la vuelta a casa. A primera.

Puntuaciones (de 0 a 5)
Leo Franco: 3. De nuevo serio, ubicado, maduro.

Cortés: 3. Defendió con oficio y corrió la banda con arte y clase de lateral.

Álvaro: 3. Ha crecido en dos partidos con Arzo a su lado.

Arzo: 4. Su presencia es mucho más importate que su propia participación en el juego.

Rico: 3. Muy bien en defensa y mejorado en ataque.

Paglialunga: 3. Muy bien sacando el balón y atento a achicar balones.

Acevedo: 3. Manejó muy bien el tiempo. Se quedó el balón cuando era preciso.

Montañés: 4. El mejor. Cuando le llega el balón, el contrario tiembla.

Barkero: 4. Muy buen partido. Talentoso, esforzado y mandón.

Luis García: 3. Es amigo del balón. Cuando le llega, se lo queda y lo reparte.

Roger: 4. Su vigor, fe y velocidad son armas fundamentales en este equipo.

Lagardia: 2. Salió por Cortés y se acomodó con listeza en el lateral.

Víctor: 3. Agitador y explosivo, su trabajo de nuevo fue valioso.

Álamo: 2. Su zancada y velocidad prometen escenarios verticales.

Anuncios

Acerca de Juan Antonio Pérez Bello

Vivo en Zaragoza (Spain) y trabajo en el Colegio Bilingüe "Catalina de Aragón". De 1996 a 2001 fui Jefe de Estudios y de 2001 a 2012 fui Director del Colegio Bilingüe "El Justicia de Aragón", de Alcorisa (Teruel-Spain), donde implantamos el Currículo Integrado MEC-British Council en 2005. El vídeo en la escuela ha sido fiel compañero durante toda mi vida profesional (http://canalpispotero.blogspot.com y http://canalcatalina.blogspot.com). Desde septiembre de 2014 soy coordinador didáctico del Programa "Aprendiendo a Emprender con Ibercaja". Autor de las fichas de recursos para el profesorado "Aprendiendo a emprender con Ibercaja".
Esta entrada fue publicada en Crónicas de los partidos 2013-2014 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Mi crónica. Real Zaragoza, 3 – Alcorcón, 1 (Rugido y decisión)

  1. JOSE RODRIGUEZ BENITEZ. dijo:

    Cuando esta semana teniamos que estar hablando del gran partido de nuestro REAL ZARAGOZA frente el Alcorcòn y solo de fùtbol de que estamos a un punto del segundo clasificado, aqui solo se habla de cosas extra-deportivas, declaraciones de Movilla, ahora expediente a Movilla, que si Moises imputado, que el vicepresidente del Hercules pone a parir a Pitarch y asi llevamos siete años. Y de lo que realmente se tiene que hablar nada de nada que es de fùtbol. Vamos a dejar todos estos comentarios a un lado e intentar ganar al Hercules el domingo. Y hablar que en el 2014 dos victorias consecutivas y que vamos a por la tercera. Que el equipo ha mejorado, que Arzo le ha dado mas seguridad a la defensa, que Rico va a mas que el centro del campo con el duo argentino Mario y Acevedo lo hicieron bien frente a los madrileños, que Montañes y Barkero van tambien a mas, que Roger està en vena de acierto goleador dos ultimos partidos dos goles. Porque no hablamos de estas cosas futbolisticas y dejemos lo demas, sobre todo ahora que el equipo va mejorando y creo y pienso que es el momento solo de hablar de fùtbol y de nuestro REAL ZARAGOZA. ¿ Serà posible ?.- O siempre mas de lo mismo. Pero ante todo y sobre todo AUPA REAL ZARAGOZA.

  2. Pingback: FÚTBOL – Real Zaragoza 3 – Alcorcón 1. Rugido y decisión - Crónica de Aragón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s