Mi crónica. Real Jaén, 3 – Real Zaragoza, 0 (Aceituneros altivos, olivareros caídos)


   El grado de putrefacción de este equipo llamado Real Zaragoza (que ya es ofensa que estos futbolistas ostenten semejante honor, no se crea usted) es de tal magnitud que resulta casi imposible imaginar que pueda seguir vivo ni un minuto más. Lo vivido ayer supera todo el dolor y vergüenza imaginables y la sensación que ahora mismo invade el corazón del zaragocismo es lo más parecido a la desesperación.

   El partido no tiene nombre. Fue un desastre de principio a fin y futbolísticamente no tiene ninguna posibilidad de defensa. Ni táctica, ni técnica, ni físicamente el equipo y el entrenador dieron la talla, mientras la afición se rasgaba el alma anonadada y estupefacta ante semejante abismo de miseria. Tampoco nos dieron actitud. Desde el primer momento el Jaén se hizo dueño y señor de la situación y de nuevo un equipo mediocre y limitado nos enseñaba el camino de la dignidad. Eso sí, nosotros no aprendimos y conforme corrían los minutos, que no nuestros muchachos, se iba dibujando un panorama aterrador que acabó confirmándose con una derrota justa, tanto por lo merecido como por el tanteo, pues lo suyo habría sido un 5 o 6-0.

   ¿Y cómo hablar, si no encuentro la palabra exacta? Pues poniendo coraje y vida en cada letra que tecleo, algo que el centro del campo del equipo fue incapaz de proponer. Ni José Mari entiende, ni Cidoncha sabe ni Movilla puede. Un trío dinamitado por el momento futbolístico que viven que marcó el sendero por el que el Jaén trituró al equipo aragonés. Con semejante fosa gobernando el vacío, la defensa se vio desbordada en todas, todas, todas las acciones de los andaluces. Ni el cambio de posición de Lagu y Álvaro, imprecisos y nerviosos, ni la presencia de Rico, bien en el corte, mal en todo lo demás, ni la agitación de Cortés, el mejor atacante, la peor espalda, consiguieron darle certeza a la cobertura. Y arriba, la oscuridad. Los tres atacantes se perdieron en la ciénaga de la distancia. Ni un pase les llegó en condiciones de ser jugado, ni una combinación consiguieron hilar.

   Con semejante panorama, que llegase el primer gol local era cuestión de tiempo. Un centro muy mal defendido, tanto en origen como en resolución, les dio la primera alegría a los de Herrero. Cortés no evitó el pase y José Mari alentó a Quesada para que este, con un remate confuso, lograse el primer gol. Pero no nos conformamos con regalar el primer gol, así que decidimos propiciar el segundo. De nuevo la marca de Quesada fue una bufonada. De nuevo José Mari permitió que el veterano jugador rematase, en esta ocasión con la nuca, un centro sencillito para obtener un segundo premio.

   Aquello era un poema disonante. Una burla a nuestras vidas. Ni con semejante ofensa los jugadores se lo tomaron en serio. La ruina continuó agrandándose y llegamos al descanso con la cabeza mirando al infierno y nuestras espaldas hundidas en un pozo inacabable. Hay quien pidió que Herrera fuera destituido en el descanso, en un ejercicio de sarcasmo e impotencia, pero eso no se produjo. Mientras, el entrenador le dijo a Tarsi y Roger e hicieran su trabajo: jugar al fútbol.

   Fueron unos primeros minutos distintos, que no mejores. El Jaén se echó un poquito atrás y el Real Zaragoza ocupó, tímido, esos pequeños espacios que nos regalaron, pero de nada sirvió. Apenas dos leves aproximaciones que nada interesante aportaron, si bien algunos jugadores pintaron dos o tres pinceladas que nos alejaban de la desidia de la primera parte. Tarsi ofrece mejores prestaciones que José Mari y Roger, colocado al lado de Angelo, ayudó a inclinar la proa de una almadia hecha jirones. Sin embargo, falta hambre y gol y eso se paga.

   Cuando se pasó el arreón el Jaén se dijo que por qué no completar la fiesta y a ello se dispuso. Cogió el balón, hizo dos o tres jugadas de mérito y en una de ellas, después de conseguir marear a nuestro lateral, Víctor Curto cruzó un chut duro y seco para romperle la manopla a Leo Franco. ¿Cabía más humillación, más oprobio? Sí, no se preocupe el amable lector. Barkero se encargaría de manchar un poco más la camiseta protagonizando una reyerta y obteniendo el merecido premio de una roja que lo deja fuera de próximo partido. Lo cual, estaremos de acuerdo, tampoco es mucho problema.

    Derrota cruel pero justa. Y ahora, a tomar decisiones. No soy en absoluto amigo del “yalodijismo”, pero sí quiero reivindicar mi ruego que ya plasmé en este mismo lugar el día del partido del Alavés y que traigo a esta llanura demolida con las mismas palabras: “Este equipo necesita un motivador, un generador de ánimo, un constructor de voluntad. Este equipo tiene el alma deshilachada y el músculo triturado por el miedo. Este equipo tiene lo que menos necesita ahora: temor a la vida”. De momento, está exangüe y hace falta una transfusión ya.

CALIFICACIONES

Leo Franco: 2. Recibió tres goles, pero su trabajo evitó dos más.

Cortés: 1. Ha perdido la osadía que exhibió hasta hace poco. Mejor en ataque que en defensa.

Álvaro: 0. Fallón, inexacto y nervioso.

Laguardia: 1. No encuentra el camino. Por arriba ofreció algunas prestaciones.

Rico:: 1. Bien en el corte, pero le faltó aplomo y más rapidez en el uno contra uno.

José Mari: 0. Horrendo partido. Sustituido en el descanso.

Cidoncha: 0. Ofrece un fútbol polvoriento y arguellado.

Movilla: 1. Físicamente ha perdido fulgor y solo aportó algunas combinaciones con Víctor.

Víctor: 1. Desaparecido en la prmera parte, fluyó algo de fútbol en sus botas en algunos momentos de la segunda.

Barkero: 0. No jugó al fútbol. Trotó y reconoció algunos sectores del terreno de juego, pero nada más. Lo expulsaron.

Ángelo: 1. Tan solo estaba que solo se quedó.

Tarsi: 2. Su presencia aportó criterio y equilibrio al equipo.

Roger: 1. Le dio velocidad y energía al ataque, pero lo hizo en soledad.

Suarez: 1. Lo echaron a los leones.

Anuncios

Un comentario

  1. No hay excusas ya no me sirven, este equipo de mis amores REAL ZARAGOZA , està dejado de la mano de dios, un tal Agapufo que no esta ni aparece, su delfin Garcia Pitarch en las Americas, un entrenador que no da con la tecla Paco Herrera y unos jugadores que no merecen vestir una camiseta que representa a una ciudad y a una regiòn digna como es Aragòn. Ya suenan que hay cuatro jugadores en el disparadero y que pueden caer de un momento a otro son Paredes, Jose Mari, Porca y Movilla. El entrenador siempre serà lo que diga Agapufo le van a dar otra oportunidad frente al Girona. Les cuento ninguna de estas causas se ha producido en Paco Herrera desde que llegò, se hablo de experiencia, por ahora no la ha demostrado, compromiso no ha dado con la tecla y estamos a un punto de descender a segunda division b, e ilusiòn eso se le supone pero hasta eso hemos perdido la ilusiòn. Y lo que no ha gustado en la aficiòn es de nuevo las declaraciones del tecnico catalan, de nuevo vomitivas. Este señor no se da cuenta que no tiene explicaciòn ninguna lo que està realizando con nuestro equipo, somos el peor equipo de los que descendieròn, el cuarto equipo mas goleado con veinte goles en contra, cuarto equipo que tenemos mas derrotas un total de seis,el segundo equipo peor en casa solo hemos obtenido ocho puntos de 21 posibles, igualmente somos los segundos que pierden mas partidos en casa un total de tres, tercer equipo que menos tarjetas amarillas nos enseñan un total de 29, somos terceros en tarjetas rojas directas, igualmente en penalties en contra un total de tres, y los segundos que menos penalties nos pitan uno solo. Aparte hay detalles como que desde que se lesionò Mario Paglialunga no hemos vuelto a ganar. Que salen esto es positivo jugadores canteranos como DIEGO RICO,TARSI AGUADO y DIEGO SUAREZ y por lo menos lo hacen mejor que muchos profesionales. Lo de la expulsiòn de Barkero es por impotencia, la que tiene este equipo que estamos haciendo el ridiculo y creo y pienso que la aficiòn no se merece esto, tenemos que hacer algo, porque en nueve jornadas el equipo ha encajado en nueve jornadas un total de 17 goles. Cinco jornadas sin ganar y de quince puntos pòsibles tan solo dos. Nos han metido de cabeza nada mas y nada menos que nueve goles.Todo esto me da mala espina para mi hay un culpable que nadie lo quiere ver ni en pintura se llama Agapito Iglesias y sus secuaces, los politicos tienen una gran parte de culpa por haber traido este personaje que es despreciado por todos menos que por sus delfines, que ya en los siete años ha tenido unos cuantos un personaje detestable pero que no se va, todos tenemos que hacer algo porque nuestro REAL ZARAGOZA se nos muere y no podemos dejarlo en las manos de quien lo mal lleva por eso todos con un grito unanime y alto AGAPITO VETE YA, REAL ZARAGOZA SI, AGAPUFO NO. Ahora mas que nunca AUPA REAL ZARAGOZA, le pese a quien le pese.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s