Mi crónica: Deportivo, 1 – Real Zaragoza, 1 (No se gana con desgana)


   _abra_a70db2b8Otra vez. Adiós a la sonrisa que produce la victoria. Adiós a la calma tras la fea batalla que libramos cada semana en campos secundarios ante rivales que nos afean nuestras flaquezas. Tras un partido enredado y mezquino, después de haber hecho lo difícil, que es lograr un gol con sabor a miel, hemos permitido que el miedo al miedo haya destruido la breve mueca de ilusión que ya asomaba por la esquina del zaragocismo. Y lo hemos hecho con un error fruto de la desidia. Un punto que sabe a nada.

 Herrera ha dibujado una defensa que debía sujetarse tras el trabajo de José Mari y Movilla, sabiendo que el Depor se iba a parapetar tras una doble línea de contención esperando que el Real Zaragoza se desesperase y ofreciese un hueco por el que rompernos la cara. Arriba, la velocidad de Montañés, la finura de Barkero, la destreza de Víctor y la potencia de Henríquez debían ser suficientes para encontrar senderos de triunfo. Sin embargo, la realidad ha sido otra. El partido en seguida ha entrado en una dinámica emponzoñada e imprecisa, proponiéndonos un carrusel de balones largos, pérdidas de control e inexactitud en el juego. Bien es cierto que el equipo aragonés ha dibujado un juego más equilibrado e incluso nos ha hecho creer que podía hacer algo más que el contrario, pero salvo sendos disparos de Barkero en falta y Víctor en jugada, nada más nos hacía ilusionarnos. Si acaso que los gallegos no asustaban.

 Movilla le ha dado cierta pausa al juego, diseñando un combinado de pases y líneas de colaboración con criterio y serenidad, pero ineficaz de todo punto. Los de arriba no se enteraban y nuestras mejores bazas, Montañés y Henríquez, deambulaban empeñados en enseñarnos que también se puede ser perezoso en esto del fútbol. Y todos juntos nos han recordado que el añito en el infierno va a ser muy largo, por si acaso a alguno se le olvida.

 Descanso y fractura. Lo que debía haber sido la continuación de un partido discreto y rebozado de trompicones se ha convertido desde el primer minuto en una cuesta abajo del equipo que ha pagado, seguramente, el desgaste físico del grupo y, especialmente, de Movilla. El Depor se ha hecho con el balón y aunque no ha mostrado jerarquía para sentirnos en peligro sí que se ha creado un estado de ánimo gris y perdedor. El juego ha adquirido un perfil local y jugadores como Rudy o Culio han martilleado la banda derecha zaragocista, por la que han llegado varios momentos de peligro. Sin embargo, cuando mejor estaba jugando el equipo de Vázquez ha llegado el gol de Víctor. Todo un golpe en el estómago de los gallegos que los zaragocistas han parecido saber explotar cuando minutos después Cortés ha estado a punto de batir a Lux en un error garrafal del portero deportivista. No ha sido así y ahí ha comenzado a fraguarse la ruina.

 Cidoncha había salido por un gastado Movilla y Tarsi ha visto cómo le llegaba la oportunidad de reivndicarse al sustituir a Barkero. Dos jugadores de toque y manejo que, sin embargo, no se han hecho con las riendas del partido. Al contrario: el Depor se ha liado la manta a la cabeza y ha apretado las clavijas hasta conseguir acobardar al grupo y a su entrenador, quien ha tomado la decisión de pedirle a Laguardia que se sumase a la defensa de los tres puntos. Ahí ha muerto el equipo. Han sido diez minutos horribles que han significado que nos empatasen a falta de dos minutos para el final en lugar de aprovecharse de la expulsión de Luisinho en el minuto 81. Demasiado miedo, demasiada inseguridad, demasiada pobreza de espíritu. La ejecución de una falta al larguero y un error de cobertura posterior han propiciado el 1 a 1 y la pérdida de dos puntos que ya teníamos en el maletero del autobús.

 Contemplado desde el punto de vista del observador imparcial es un resultado favorable para el visitante que jugaba en casa de otro aspirante al ascenso. Visto desde el balcón del zaragocismo, nos queda la duda de saber qué habría pasado si se hubieran tomado otras decisiones tácticas y técnicas. Tres puntos no son un punto y la cosa esa de la botella medio llena no es un argumento que alimente ilusiones. Me parece a mí.

  CALIFICACIONES

 Leo Franco: 3. De nuevo buen partido del argentino, que ha estado atento a todo lo que le ha llegado y ha respondido adecuadamente a todos los balones.

 Cortés: 2. Mucho menos activo en labores atacantes, ha tenido problemas para defender su banda, sobre todo en la segunda parte.

 Álvaro: 2. Se ha notado su presencia y ha cortado varios balones con sentido de anticipación. Ha mejorado en el juego aéreo.

 Paredes: 1. Impreciso y descolocado en los balones a su espalda. No ha dado seguridad.

 Abraham: 2. Activo y presente en el juego combinativo.

 José Mari: 2. Ha hecho un partido correcto. Ha sacado bien el balón y su juego de cobertura ha venido bien en más de una ocasión.

 Movilla: 2. Le ha dado pausa y criterio al juego. En la seguda parte apenas ha participado.

 Barkero: 2. No ha sido el jugador protagonista que necesitamos. Algunos destellos pero poca sustancia.

 Montañés: 1. Muy desaparecido. Le han llegado muy pocos balones y la telaraña defensiva gallega le ha absorbido.

 Víctor: 3. El gol le da la nota. Un disparo peligroso en la primera parte y varios intentos entre líneas, lo mejor.

 Henríquez: 2. Muy luchador pero muy lejos de su hábitat natural.

 Cidoncha: 1. Apenas ha tocado varios balones, pero no ha sido el jugador que necesitaba el equipo.

 Tarsi: 1. El partido no estaba para él ni él para el partido.

 Laguardia: 1. Si Herrera le ha dicho que cerrase la defensa, no le ha hecho mucho caso.

Anuncios

Acerca de Juan Antonio Pérez Bello

Vivo en Zaragoza (Spain) y trabajo en el Colegio Bilingüe "Catalina de Aragón". De 1996 a 2001 fui Jefe de Estudios y de 2001 a 2012 fui Director del Colegio Bilingüe "El Justicia de Aragón", de Alcorisa (Teruel-Spain), donde implantamos el Currículo Integrado MEC-British Council en 2005. El vídeo en la escuela ha sido fiel compañero durante toda mi vida profesional (http://canalpispotero.blogspot.com y http://canalcatalina.blogspot.com). Desde septiembre de 2014 soy coordinador didáctico del Programa "Aprendiendo a Emprender con Ibercaja". Autor de las fichas de recursos para el profesorado "Aprendiendo a emprender con Ibercaja".
Esta entrada fue publicada en Crónicas de los partidos 2013-2014 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Mi crónica: Deportivo, 1 – Real Zaragoza, 1 (No se gana con desgana)

  1. Lastima de dos valiosos puntos que se fueron y que no volveran. Al final Deportivo 1-REAL ZARAGOZA-1. La pregunta del millòn es PACO HERRERA un entrenador defensivo, eso se lo dejo a ustedes que opineis. Solo dijo una cosa la pasada temporada se le llamò defensivo a JIMENEZ, otras al vasco AGUIRRE y cuando ganamos la RECOPA de EUROPA a nuestro querido y admirado VICTOR FERNANDEZ tambien se le criticaba. ¿ ustedes que `prefieren un entrenador ofensivo o defensivo ?.- Les recuerdo que PACO FLORES dijò mas o menos el que quiera ver espectaculo que vaya al circo. Una cosa tengo super.clara juegue como juegue seguire siendo ZARAGOCISTA y lo que si quiero como todos ustedes es que la temporada 2014-15 nuestro REAL ZARAGOZA este donde tiene que estar entre los mejores y en la primera divisiòn.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s