Mi crónica: Real Zaragoza, 0 – CD Lugo, 1 (Que alguien llame a Indiana)


  aficion_enfadadaParecía que todo había terminado al poco de empezar. Las pocas almas alicaídas que hoy languidecíamos en las gradas de la Romareda no podíamos imaginar poco antes de dar comienzo el choque que esta tarde íbamos a derrumbarnos ante la misérrima actuación del Real Zaragoza. Deplorable, muy dolorosa la propuesta futbolística del equipo, que en ningún momento ha logrado ni siquiera insinuar lo que podría ser un partido competido. Y miserable la oscura nube que ha terminado por apagar la tímida esperanza que algún bienintencionado albergaba en su agrietado corazón. Porca miseria.

 A los poco segundos de escuchar el pitido que daba por comenzado el match, el CD Lugo se ha quedado con el balón y ya no lo ha soltado hasta el minuto 90+1+3. Ha sido tan humillante el baile a que nos ha sometido el equipo de Setién que se hace difícil recordar sensaciones parecidas a las de esta tarde, y eso que uno tiene ya un largo recorrido zaragocista que me lleva a los tiempos de Santos y Villa. Cómo sería el panorama que a los diez minutos el Lugo ya había conseguido asustarnos con nada menos que cinco centros con peligro sobre el área local. Y cómo de grave sería la situación que Herrera ha realizado su primera sustitución ¡en el minuto 24! Por cierto, que el suplido Porcar se iba a la caseta cabreadito pero alguien desde el banquillo, supongo que Movilla, le ha mandado quedarse. Un detalle, osea.

 Barkero habló el otro día de falta de atrevimiento, pero fue muy amable con sus compañeros y con él mismo. Estos jugadores no es que estén acobardados, que eso ya sería preocupante; lo malo es que han dimitido de sus obligaciones, de lo que el escudo del león les exige, de lo que esta afición espera y necesita. Y ahí estamos perdidos. Porque la lección de impotencia que nos han regalado ha sido magistral y estoy seguro de que los propios futbolistas lucenses se han frotado los ojos cuando han detectado que sus contrarios no eran capaces de ligar dos o tres pases continuados. Y esto no es una frase hecha, sino que es un dato que este cronista ha podido constatar en varias jugadas. Así es el juego de este equipo.

 Con tal premisa sobre el césped, el equipo gallego ha interpretado muy bien su guión y solo cuando Cidoncha ha entrado en el campo el juego se ha equilibrado un poco, pero la variación ha sido de muy poco valor. De nuevo Leo Franco ha sido el mejor jugador del equipo y esa es muy mala noticia. Y de nuevo esperábamos que en la caseta Herrera hablase con los chicos y les explicase qué debían cambiar para hacer bien su trabajo. ¿Lo ha hecho?

 Si lo ha hecho no le han entendido y la segunda parte ha sido el momento en el que la nuca del equipo ha sentido el frío del castizo garrote vil en forma de golito de cabeza después de un sencillo centro desde la derecha. Una situación ya vivida demasiadas veces, aunque no ha dejado de dolernos menos por eso. Solo ha faltado que sonase el “Got you, baby” de Ike & Tina. Y ante semejante fracaso, ante semejante hecatombe Herrera, que ha confesado que está buscando el Santo Grial, tan solo ha encontrado una solución: Victor y Jorge Ortí. Insuficiente a todas luces. O mejor: a todas sombras. Porque estos segundos cuarenta y cinco se han convertido en una ciénaga en la que han caído todos y cada uno de los paupérrimos argumentos futbolísticos que este equipo aporta. Y ni siquiera cuando los errores ajenos nos han permitido disfrutar de una ocasión inmejorable, ni Víctor ni Cidoncha han logrado el gol cuando la puerta se había vaciado. Patético.

 Y ya está. No tengo por qué seguir escribiendo. Nada me obliga. Ni mi extraordinario amor a un club que ha acompañado mi vida desde niño. Si ellos, con todo lo que se llevan, no hacen su trabajo, ni bien ni mal, no seré yo quien se sienta obligado a seguir esforzándome en narrar la nada. Fin de la ruina.

CALIFICACIONES

Leo Franco: 2. Las ocasiones de peligro las ha solventado correctamente. En el gol, vendido.

David Cortés: S.C.

Álvaro: S.C.

Paredes: 1. Bravo y luchador, pero muy flojo.

Abraham: 0. Desbordado en todo momento.

Paglialunga: S.C.

José Mari: 0. Se estorba consigo mismo.

Barkero: S.C.

Porcar: S.C.

Montañés: 2. Lo intenta, pero elige caminos equivocados. Valeroso.

Roger: 1. Ha tratado de encontrar caminos, pero cuando él llegaba todos se había ido.

Cidoncha: 0. Su presencia, irrelevante. Y ha fallado un gol…

Víctor: 2. Es un buen jugador y ha dado dos pases magistrales, pero está en el equipo equivocado.

Jorge Ortí: 1. Ha salido muy tarde y poco ha podido hacer.

Anuncios

Un comentario sobre “Mi crónica: Real Zaragoza, 0 – CD Lugo, 1 (Que alguien llame a Indiana)

  1. Pues este es el equipo que tenemos para desgracia de todos los que nos sentimos ZARAGOCISTAS, lo de ayer fue patetico, peor imposible y lo que mas coraje te da es que no hacen ni siquiera el esfuerzo, que menos que intentarlo y poner algo de corazòn. La defensa de parvulo, otro gol de cabeza y Alvaro y Paredes viendolas venir. Un centro del campo que no da un balon en condiciones ni a propio intento y la delantera desaparecida. En conclusiòn ni Paco Herrera ni el que invento los tormentos nuestro REAL ZARAGOZA, no nos salva ni la madre que nos pario. El Martes la Copa frente al Alaves y el sabado en casa con el C.D. Tenerife ¿ mejoraremos o empeoraremos ? ¿ Llegarà a comerse los polvorones Paco Herrera ?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s