Mi crónica: Real Zaragoza, 1 – Atlético de Madrid, 3 (Arriba los compañeros)


    descenso01bAdiós, Primera División. Hola, Infierno. Lo hemos conseguido. Ya somos equipo se Segunda. Ayer no se ganó al Atleti y además la Romareda estalló. No mostró indiferencia, animó al equipo y expresó su repulsa hacia Agapito, pero todo fue inútil, todo era ya inútil. Los jugadores se quitaron las caretas (¿serán estas las caretas a las que se refería el decadente Jiménez?) y nos enseñaron todas sus miserias. Mal, muy mal. El partido fue el certificado de defunción. Ya hemos caído.

   Jiménez nos anunció la titularidad de Jorge Ortí y mantuvo al resto de los jugadores, salvo los obligados cambios de Leo por Roberto y Fernández por Sapu. os demás, igual. En los primeros minutos hubo algunas ocasiones de gol propiciadas por algunos disparos lejano que Courtois se encargó de desactivar mientras el Atleti, armado de una gran calidad, nos ponía los pelos de punta cada vez que se acercaban a nuestra área. Al mismo tiempo, algunos jugadores muy señalados por la grada cometían errores graves que otros se encargaban de corregir. Nombremos a Apoño y Loovens en el capitulo 1 y a Álvaro en el capítulo 2.

   Cuando llegó el minuto 32 la Romareda recuperó la agapitada, estruendosa anoche, pero los jugadores no parecieron darse por aludidos y mantuvieron el mismo tono indolente que les había llevado a mostrar un latido apagado y falto de sangre. Así las cosas, corrían los minutos y nuestra única esperanza era el milagro. Algún chut lejano y nada más.

   La segunda parte nos trajo la inclusión de Movilla en lugar de Pinter, buscando un mayor control de balón y algo más de madurez, pero muy poco cambió el paisaje. Se mejoró en la combinación aunque el ataque seguía estéril, pero se perdió en la recuperación, con lo que el Atleti se acercaba con más peligro aún. Y ahí morimos. El equipo poco a poco fue bajando los brazos y a Jiménez se le ocurrió gastarle la útima roma a la afición de la que tanto habla: Bienvenu por Victor. La pitada fue colosal pero se la trajo al fresco. Y comenzó la agonía. En una de tantas llegadas que el equipo de Simeone fabricó, llegó el primer gol del Atleti. La Romareda se desmoronó.  La vieja Basílica vio cómo se iniciaba un desolado abandono de localidades por parte de cientos de aficionados que, literalmente, no pudieron soportar el dolor que nos produjo este gol. Todo se derrumbaba. A los pocos minutos Postiga remataba a placer y devolvía el partido a sus inicios, pero todo se antojaba imposible. Demasiado tarde.

   Así era. En el minuto 90 Diego Costa lograba un segundo gol y un minuto después firmaba la hecatombe con el tercero. El resultado era un hierro al rojo vivo penetrando en las carnes del zaragocismo, que ya no pudo aguantar por más tiempo la indignidad y proclamó su ira con gritos y gran bronca. Nada que ver con las extraordinarias protestas que los más veteranos recordamos haber vivido en nuestro estadio pero nada que ver tampoco con el aquiescente apoyo a los jugadores de las ultimas seis plantillas. Ayer hubo para todos y para todo y hasta se llegó a discutir en la grada agriamente ante la divergencia de pareceres con lo que se estaba viviendo.

   Esta es la crónica. Este es el (pobre) relato de un (pobre) partido protagonizado por unos (paupérrimos) jugadores que no supieron hacer honor a la camiseta que vestían y cuyo escudo les pesa muchísimo y por un (inepto) entrenador que ha perdido el norte y ha dilapidado el crédito más formidable que ningún coach haya vivido nunca en ningún campeonato de cierta entidad. Ahí queda eso, hermanos. A partir de ahora, máxima exigencia. A todos. Y a la afición que la dejen, que nos dejen en paz, pues no hay ninguna como esta en ningún lugar del mundo. Se acabó.

CALIFICACIONES:

Leo Franco: 2. Aún salvó algún gol.

Fernández: 2. se hincho de subir por la banda, pero sufrió en defensa.

Loovens: 0. “Pa qué”.

Álvaro: 3. Esforzadísimo y valeroso, pero no pudo cerrar todas las vías de agua.

Abraham: 2. Como siempre, mejor en ataque que en defensa. 

Apoño: 0. Jugó con fuego y se acabó quemando.

Pinter: 1. Mermado físicamente tras una entrada, no llegó.

Victor: 2. Buenos primeros minutos, pero luego se apagó.

Jorge Ortí: 2. Peleó y jugó algunos balones con clase. Le faltó atrevimiento.

Montañés: 1. No consiguió desbordar. 

Postiga: 2. No se escondió y logró un gol.

Movilla: 2. Le dio cierto poso al partido, pero se diluyó. Luchó

Bienvenu: 0. 0. 0.

Rochina: 0. No sabe jugar en equipo.

Anuncios

2 comentarios sobre “Mi crónica: Real Zaragoza, 1 – Atlético de Madrid, 3 (Arriba los compañeros)

  1. Si el equipo ha bajado a segunda, es por meritos propios. Esto es el torneo de la regularidad y nosotros fuimos regulares en la primera vuelta, donde sumamos 22 puntos y en la segunda vuelta hemos ido como alma en pena y de mal en peor, tanto dentro como fuera. Solo en la segunda vuelta hemos ganado dos partidos, empatados seis y perdidos once. Consiguiendo tan solo doce puntos. Por eso estamos donde estamos y no hay vuelta de hoja. Tres descensos en los ultimos once años, dos con el presidente mas nefasto que hemos tenido en nuestro REAL ZARAGOZA, el AGAPUFO, que lo miren por donde lo miren es el prrincipal culpable con los politicos que le metieròn sea del partido que sea. Culpable MANOLO JIMENEZ que de heroe a pasado a villano en tan solo un año, sobre todo y ante todo ppor su tozudez, con ciertos jugadores como Loovens,Romaric,Bienveny y otros, por su tozudez en contra del unico delantero que por lo menos tira a puerta ROCHINA, por sus comentarios de barcos, carros, ratas las culpas a los arbitros y otras zandajas. A los jugadores que han dado un bajòn increible en la segunda vuelta. La situaciòn actualmente del equio es muy comprometida, estamos en segunda el equipo B ha descendido a tercera, el mejor patrimonio que tenemos que es la aficiòn esta harta y hastiada de los siete años que llevamos con AGAPUFO y sus adlatares y esto puede reventar de un momento a otro. ¿ QUE PASARA ?.- Todos los que queremos lo mejor para nuestro REAL ZARAGOZA, estamos deseando un cambio radical en la gestion, administraciòn y fichajes por el bien de nuestra entidad y con gente sobre todo y ante todo honesta y leales. AUPA REAL ZARAGOZA y ahora en estos momentos mas que nunca.

  2. Totalmente de acuerdo contigo, Juan.

    Lo siento, por mi, porque pese a que tengo afinidad con otros colores, me tira mucho el Zaragoza (no puedo decir que soy zaragocista, porque me critican por ello, y utilizo ese eufemismo); lo siento por muchos familiares y amigos, pero en especial por ti, que me he dado cuenta de lo que significa para ti este equipo, sobretodo en esta última semana en la que has estado tan activo con este blog. Ánimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s