Real Zaragoza, 2 – Levante, 0 (Mírame a la cara, ventura)


   Se cumplió nuestro deseo. ” Victoria y futuro”, escribimos en vísperas del choque y ambas palabras se quedaron cosidas en nuestros corazones de león, hoy más coperos que nunca cuando hemos visto el aseado partido que protagonizó el Real Zaragoza el pasado miércoles  sirve para disfrutar de unos cuartos de final bonitos y emocionantes, en los que nada menos que siete de los ocho equipos en la lucha hemos sido campeones de trofeo. Estamos, sin duda, ante una de las ediciones más sólidas de los últimos años y eso aún le da más olor y color a la competición.

   Manolojiménez cumplió como caballero y deportista y afrontó el partido con lo mejor que tiene, con tan sólo un par e ausencias significadas: la de Roberto, en lo que ya es una apuesta muy bien gestionada por lo que significa el premio a Leofranco, y la de Loovens, hábilmente reservado para aprovechar a Álvaro antes de su obligado e injusto parón por sanción. Y la propuesta salio bien, ante un Levante remolón y feo que ofreció a sus segundas y terceras espada al ocasión de morir con indignidad para poder culpar después al lucero del alba de os males propios. Sucia jugada a diseñada por el entrenador granota, que mancha la cara de uno de  equipos queridos por haber jugad en él, allá en los años veinte, nuestro yayo Pepe cuando ser del Levante era orgullo y blasón en Valencia. Mal, JIM, mal. Así no se juega.

   Porque desde el primer momento aquello fue un partido de Copa, de los buenos, de los de toda la vida, de los hay que jugar y pelear, pero con armas nobles y bagages dignos, no con armas podridas de las que ningún cabalero que se precie blande ante e enemigo. El partido fue jugado con ganas por e Real Zaragoza, seguramente porque se morían sus jugadores por ganar en la Romareda, que ya estamos empezando a temblar cada vez que suena el silbato en la Basílica, y por otra parte porque la Copa es miel para esta afición y ambrosía para nuestra historia. La defensa se mostró sólida y sabia, con un Álvaro grandioso que con su actuación le dijo al mundo que es un muy buen centra y que sus formas y modales le impiden decir lo que su paisano dijo que dijo, y con un Abraham que crece cada partido cuando se acopla bien a la cobertura y dibuja senderos de vértigo por su banda para encontrar a u ya amigo Montañés, que firmó, sin duda, su mejor partido con la camiseta blanquilla. 

   Si hubo intercambio de golpes al inicio, éste duró poco, pues cuando Aranda, sin duda el protagonista de la noche por los hechos acaecidos los días previos con su exclusión del equipo, descerrajó aquel chut metálico, la cabeza de Víctor y el ímpetu de Zucu rompieron la mediocre puesta en escena del Levante y el partido nos lo quedaos para nuestro uso y disfrute. Fue un gol muy celebrado y ahí el equipo se atemperó. Se hizo mayor, cogió el balón y lo modeló a voluntad para que las aguas, últimamente algo grises, comiencen a volver a su cauce. Fue la forma de abrir la puerta a la ilusión y calmar la agonía incipiente que se había asomado por la esquina del temblor. 

   La segunda parte comenzó bien. El balón siguió siendo nuestro y todo apuntaba a un plácido desenlace pero eso iba a ser imposible pues JIM, el entrenador al que los halagos evidentemente se e han subido al pavo, la lió con sus decisiones. rimero fue la expulsión de Rodas, quien estúpidamente casi le causa una grave lesión a Víctorrodriguez y a continuación la resolución de Montañés de la consiguiente fata. Fue un gol definitivo o al menos eso parecía, pero no iba a ser así. Ahí estaba JIM para acabar de enmarañar el partido sacando al terreno de juego, cuando el partido lo tenía 2 – 0 en contra y la eliminatoria 3 – 0, a Ballesteros, un defensa, y para más inri un defensa que ya había dejado su firma de jugador sucio y descalabrado. ¿Finalidad? Manchar la noche. Y lo logró.

   El partido de ahi hasta el final fue una sucesión de reproches, malos gestos y cánticos en la grada en los que la afición local se acordó de la pobre mamá del mastodóntico y durísimo central levantinista. Pudo haber sido peor, pero afortunadamente el partido estaba ya cumplido y hasta el final se vio que aquello no daba más de si. si acaso un mal remte de Victor a pase de Montañes que habría supuesto el remate de una eliminatoria que ganó el Real Zaragoza en Valencia gracias a aquel majestuoso gol de Aranda, el futbolista que está haciéndose querer y cuyo futuro es tan etéreo como la neblina de la Mavarrosa

 

Anuncios

Acerca de Juan Antonio Pérez Bello

Vivo en Zaragoza (Spain) y trabajo en el Colegio Bilingüe "Catalina de Aragón". De 1996 a 2001 fui Jefe de Estudios y de 2001 a 2012 fui Director del Colegio Bilingüe "El Justicia de Aragón", de Alcorisa (Teruel-Spain), donde implantamos el Currículo Integrado MEC-British Council en 2005. El vídeo en la escuela ha sido fiel compañero durante toda mi vida profesional (http://canalpispotero.blogspot.com y http://canalcatalina.blogspot.com). Desde septiembre de 2014 soy coordinador didáctico del Programa "Aprendiendo a Emprender con Ibercaja". Autor de las fichas de recursos para el profesorado "Aprendiendo a emprender con Ibercaja".
Esta entrada fue publicada en Crónicas de los partidos 2012-2013 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s