Granada, 1 – Real Zaragoza, 2 (Lo que supimos defender como hombres)


   A nadie le interesa saber que mi primer autógrafo futbolero me lo firmó Miguel Muñoz cundo era entrenador del Granada, pero forma parte de mis recuerdos de infancia y esos, amigos, se quedan grabados en el corazón de cada cual con fuego de cuero.

   Y lo mismo le ocurrirá a Víctor con estas primeras jornadas de la temporada 2012-2013. Será un período de su historia personal que lucirá como la luz de la mañana por tratarse del momento en que su nombre llenó la boca del zaragocismo y sus movimientos en el campo deslumbraron a una afición huérfana de ídolos. El catalán ha sido una de las estrellas del partido y el aplauso es unánime, pero nos sobran adjetivos para aclamar a Movilla, elogiar a Apoño y ensalzar, en fin, el trabajo de todo el grupo. Porque el partido de hoy ha sido el mejor de los últimos meses y los motivos para estar satisfechos son varios, así que trataremos de mostrárselos al mundo. Por una vez.

   Jiménez ha planteado un match en el que Movilla se postulaba como el jefe de la sala de máquinas y Apoño y Víctor debían conformar las otras dos esquinas de un triángulo constructivo que facilitase la transición a los territorios dominados por el acierto rematador de Postiga. Detrás, Loovens se estrenaba en el centro, lo que auguraba un mejor argumento defensivo en los balones aéreos. Con todo ello sobre la pizarra ha empezado el choque. Y a los tres minutos se han abierto las puertas de la victoria. Un excelente centro de Víctor lo ha cabeceado Postiga. Gol y esperanza.

   El partido lo ha controlado el Real Zaragoza perfectamente. Cuando tenía el balón lo manejaba con sabiduría y talento. Cuando no era suyo, trabajaba solidaria y esforzadamente para recuperarlo, encontrando el éxito en muchas ocasiones. El partido era nuestro y Movilla gobernaba la reunión con una maestría propia de los grandes jugadors, aquellos que con dos pasos abarcan un mundo y parece tan sencillo lo que hacen como respirar lo es para el común.

   En ese punto de la batalla, el equipo de Manoljiménez ha dibujado un contraataque fulminante que Abraham ha cerrado con un pase magistral al área pequeña donde un eléctrico Víctor ha golpeado con insultante seguridad el balón, logrando el segundo gol. Magnífica jugada; magnífica resolución. Víctor, que ha encontrado su lugar en el mundo jugando como enganche y proporcionándole a Postiga todo el oxígeno que le ha faltado tantas veces. Víctor, que le ha mostrado al equipo un sendero nuevo por el que caminar a partir de ahora. Víctor, que ha resucitado en el alma del zaragocismo la sensación de que este equipo puede volver a ser la nodriza a cuyos pechos poder amamantar a jugadores que aquí crecen y aquí se hacen grandes.

   La segunda parte ha supuesto un vuelco en el latido del encuentro. Los andaluces, seguramente arengados por Anquela, se han echado al monte y le han dicho al Albaicín que quizás muriesen, pero que si así era no lo harían con lágrimas de Boabdil, sino con un puñal de acero entre los dientes. Han variado su sistema, han colocado un segundo delantero y han dicho aquí estoy yo. El Real Zaragoza ha tenido que ajustar su esquema, pero en ningún momento ha perdido el mando de la pugna.

   Las primeras señales de inquietud han aparecido cuando el Zuccu ha sido sustituido por Josémari. El argentino había salido de inicio con una sola misión: estrangular las subidas de Siqueira, labor que ha cumplido con corrección, pero su generoso esfuerzo físico le ha pasado factura y ha dejado su sitio al andaluz. Ahí hemos vivido algunos minutos de incertidumbre. Quizás porque Movilla no ha sabido dónde había dejado las llaves del coche; tal vez porque Josémari ha ralentizado a veces la salida del balón. En cualquier caso, han sido los minutos en los que ha llegado el gol local. De nuevo en un corner. De nuevo por alto. Lo hemos defendido en zona y el cabezazo de El Arabi ha roto la red de Roberto.

   Quedaba poco, y aunque el Granada jugaba con uno menos por expulsión de Iriney, un cierto escalofrío ha recorrido nuestro espinazo blanco y azul. Es tan dolorosa nuestra historia reciente que estaba justificado el temor, pero salvo un balón envenenado que Roberto ha sacado con algún apuro el Granada no ha encontrado el sendero del empate. Antes ha podido cerrar el partido el Real Zaragoza, pero Postiga, en dos ocasiones, no ha sido capaz de batir a Toño.

   Al final, pues, el principio. El inicio de un mes en el que vamos a jugar cuatro partidos duros y cerrados. En algún caso casi imposibles. Sin embargo, la importancia de llamarse Real Zaragoza nos lleva a creer que hay buenas noticias a orillas de este Ebro crecido por las lluvias recientes. Que el mundo lo sepa: el león sabe jugar al fútbol.

CALIFICACIONES

Roberto: 4. Poco trabajo y bien resuelto. El peligro que le ha llegado era de poca entidad para tanto portero.

Sapunaru: 4. Muy buen trabajo defensivo. Su labor como lateral desvela, semana tras semana, entidad.

Loovens: 3. Bien por alto y bien colocado. Sufre cuando el balón corre.

Paredes: 3. Ha cometido un par de errores que han provocado algún que otro “¡huy!” Su velocidad, sin embargo, ha sido un buen argumento en algunos pasajes.

Abraham: 4. Buen partido, tanto defensiva como ofensivamente. La jugada del segundo gol, de gran calidad.

Movilla: 5. El mejor del partido. Su presencia ha sido una lección de fútbol con mayúsculas. Presente, gobernante, sabio, esforzado.

Apoño: 4. ¡Qué a gusto se le ha visto todo el partido! Cada vez que giraba la cabeza y veía a Movi su dispositivo de hacer fútbol se recargaba.

Zucculini: 3. Ha cumplido a la perfección la misión posible de secar a Siqueira. Generoso en el esfuerzo.

Montañés: 3. Muy activo y participativo, ha encontrado un carril por el que manejarse con comodidad. Debe aprovechar su buen disparo a puerta.

Víctor: 5. Grandísimo partido. Todo lo que se ha propuesto lo ha hecho bien. Su trabajo como enganche engrandece a este deporte. Además, golea. ¿Dónde estaba este chico hasta hace dos días?

Postiga: 4. Ha crecido mucho con Víctor a su espalda. Postiga remata muy bien, así que habrá que darle comida, ¿no?

José Mari: 3. Su salida ha desorganizado un tanto al equipo, pero al final ha encontrado el sitio.

Edu Oriol. S.C.

Javi Álamo: S.C.

Anuncios

Acerca de Juan Antonio Pérez Bello

Vivo en Zaragoza (Spain) y trabajo en el Colegio Bilingüe "Catalina de Aragón". De 1996 a 2001 fui Jefe de Estudios y de 2001 a 2012 fui Director del Colegio Bilingüe "El Justicia de Aragón", de Alcorisa (Teruel-Spain), donde implantamos el Currículo Integrado MEC-British Council en 2005. El vídeo en la escuela ha sido fiel compañero durante toda mi vida profesional (http://canalpispotero.blogspot.com y http://canalcatalina.blogspot.com). Desde septiembre de 2014 soy coordinador didáctico del Programa "Aprendiendo a Emprender con Ibercaja". Autor de las fichas de recursos para el profesorado "Aprendiendo a emprender con Ibercaja".
Esta entrada fue publicada en Crónicas de los partidos 2012-2013 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s