Real Zaragoza. Mañana, ante el Racing, empieza la vida.


   El Real Zaragoza se enfrenta mañana al Racing de Santander. Es un partido tan mentiroso como la nocche de Reyes, pues puede significar el comienzo de un despertar imposible o el final del camino que apenas han iniciado Jiménez y Arenere.

   Es un partido dificílisimo y vital. Dificilísimo porque lo único que ha cambiado respecto de la ruina de San Mamés ante el Athletic y la Romareda ante el Alcorcón es el entrenador (para bien) y la marcha de Ponzio (para mal) y con semejante bagaje débil batalla podemos plantear. Si acaso el ánimo que el nuevo entrenador haya conseguido imprimir a la deprimida plantilla y cuatro o cinco conceptos nuevos que muy improbablemente habrán podido asimilar los jugadores. Poco, muy poco para albergar esperanzas. Y vital porque una derrota podría ponernos a ocho puntos de la salvación, barrera estremecedora e insalvable que supondría la tumba de este equipo, de este club. Y un castigo demasiado doloroso para un afición que ya no sabe qué vientos pueden asolar aún más su corazón.

   La única ilusión es pensar que el Racing también es un equipo flojito que el otro día perdió 2 – 0 en Copa frente al “siempre difícil” Mirandés y que a lo mejor lo hacen tan mal o peor que nosotros. Lo demás, todo malas noticias. No hay fichajes, no hay revolución, no hay casi nada. si acaso, testosterona, orgullo y un poquito de amor propio que los jugadores sean capaces de aportar. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s