Mi crónica del partido: Alcorcón, 1 – Real Zaragoza, 1 (No dejes que me olvide del miedo)


Duelo de voluntades, duelo de firmamentos opuestos. En la noche madrileña el Alcorcón, el equipo de Segunda obligado a reivindicarse ante un equipo de superior categoría, no cumplió con el ritual que se suele celebrar en este tipo de eliminatorias y que consiste en mancillar al grande con goleadas inauditas o victorias para contar a los nietos. Sin embargo, bien cerca estuvo de ello, pues dispuso de algunas claras ocasiones para vencer al grande venido a menos y marcar una nueva muesca en su revólver copero.

El partido prometía poco. La alineación de Aguirre era un mensaje al mundo en el que los párrafos estaban escritos con tinta invisible y cada palabra encontraba la indeferencia de los lectores. La vuelta de Juárez y Paredes por un lado y la titularidad de Ortí y Oriol por otro eran dos ideas contradictorias que propiciaron la apatía inicial del equipo, muy por debajo de la motivación local, motor de deseo incontestado porque el rival venido de las orillas de Ebro no ofrecía ni poso ni peso.

Sin embargo el fútbol en ocasiones bendice al pecador y en una jugada inteligente y muy bien definida, Oriol y Ortí consumaron una de esas acciones que los zaragocistas añejos guardamos en el baúl de nuestra memoria pero que hace demasiado tiempo que no forman parte de nuestro imaginario. Fue un bonito gol, inesperado y muy bien recibido por el equipo, que corrió a abrazarse empujado por la rabia y la inmisericorde realidad que nos toca vivir.

Ese fue el comienzo. El choque siguió, no obstante, en términos parecidos y pocos minutos después de la ya rutinaria lesión de Mateos, la defensa blanquilla se rompió por en medio, justo donde había llegado Ramiro para quedarse a vivir, y Riera logró el empate. Era justo, pero dolió igual. El equipo decidió capear el temporal y abogó por una propuesta nerviosa y timorata que le valió llegar al descanso con el empate.

La segunda parte fue un poco más abierta. El cansancio y el desgaste de ambos equipo favoreció que el centro del campo se fracturase y el balón volase de un área a otra bien a causa de los balones largos de las defensas, bien porque ambos equipos manejaron el contraataque con cierta solvencia. En esa atmósfera prosperó con relativa facilidad un partido fluido e inculto, con circulaciones idiotas y alguna que otra ocasión que tenía que producirse porque cada vez había más espacios para deambular y crear situaciones favorables. De ellas recordamos una muy clara del Alcorcón, a botas de Riera, el delantero de la noche, que despejó muy seguro Roberto, y dos ocasiones zaragozanas: un chut lejano de Lafi y un cabezazo de Luis García que detuvo bien Raúl Moreno.

El empate no era mal resultado, según están las cosas, aunque el juego desarrollado no fue ni esperanzador ni motivo de alegría. Y a él se agarró el grupo, seguro de poder hacer un viaje de regreso a casa en el que poder hablar de la metálica batalla que habrá que librar el sábado y en la que la sangre se nos puede ir por la boca y ensuciar un futuro que ahora mismo duerme en el Averno, sólo a la espera de que la Muerte lo empuje al Hades o la Misericordia lo rescate de las puertas del Hades.

En todo caso degustemos la amable complacencia en que nos instalamos al ver jugar a cuatro aragoneses juntos o la certeza de que Oriol no aporta menos que Barrera. Todos ellos, junto a un Zucculini más entonado en su posición natural que como lateral, conforman un grupo seco e inquieto que ahora mismo no se ve a sí mismo capaz de ninguna hazaña, por muy pequeña que sea, como era ganar ayer en Alcorcón. Pero es “nuestro” grupo. Eso mientras esperamos la tercera revolución en el plantel en tres años, algo que se antoja imprescindible para poder afrontar el vendaval de miseria que asoma por la esquina del nuevo año y que lleva bordado a fuego en sus corazas la palabra “Descenso”.

Calificaciones

Roberto: 3. No mucho fue el trabajo que tuvo, aunque lo resolvió con su habitual solvencia. Excelente la parada al chut de Riera.

Juárez; 1. Soso, insustancial. Sus rivales no tenían nada con que amenazar su banda, si bien no aportó confianza a la defensa.

Mateos: S.C.

Paredes: 1. Jugó de central y su fuerte fue el corte. Los balones aéreos son un problema que no sabe cómo afrontar.

Abraham: 1. Empezó mejor que acabó. Su mirada denotaba ansiedad y necesidad de salir de este infierno y eso le hizo mostrarse inestable.

Zucculini: 3. Gustó el argentino, que se maneja bien en partidos como el de ayer y en esa posición de medio volante que tan bien acabó ejecutando Gabi.

Antonio Tomás: 1. Empezó bien, y hay que valorar que era su primer partido y en una alineación extraña e inédita. Acabó mal físicamente y muy desdibujado.

Edu Oriol: 2. Magnífico su pase del gol y muy valiente para intentar cosas. Muy de valorar su descaro y su intensidad durante todo el partido.

Luis García: 1. Logró varios pases interesantes y conectó mejor con sus compañeros que otros días. Incluso remató muy bien un centro de Ortí que detuvo el portero madrileño. Sin embargo no maneja bien el tempo de las jugadas.

Lafita: 1. Tiene detalles de gran calidad, lo intenta todo, pero le falta la frescura y la tranquilidad necesarias para que sus regates no se pierdan por un centímetro y sus chuts encuentren al fin los tres palos. Necesita un gol y una victoria como el comer.

Ortí: 2. Metió un gran gol y no rebló en ningún momento. Si se le dan las mismas oportunidades que a otros tendremos jugador, pues en todo momento le dio la cara al partido y afrontó el combate con gallardía y valor.

Ramiro: 1. Su descolocación propició, junto al resto de la defensa, el gol de Riera, pero eso no le amilanó y se recompuso, cumpliendo dignamente.

Kevin Lacruz: 1. Le costó un poco acomodarse al choque, pero lo hizo bien, sobre todo aportando una correcta dosis de conducción de balón y corte inteligente en algunos momentos.

Juan Carlos: S.C. Estuvo poco tiempo, pero nos enseñó cómo se controla un balón que viene desde la Luna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s