Aquel partido ante el Granada, aquel autógrafo de Miguel Muñoz


Lo recuerdo muy bien. El Real Zaragoza se enfrentaba al Granada CF, al que en aquel entonces entrenaba Miguel Muñoz, leyenda viva del fútbol español, que lo había sido todo como jugador que ahora trataba de evitar que el equipo andaluz descendiese a Segunda. Muñoz era a mediados de los setenta un personaje de una popularidad excepcional. Jugador del Real Madrid en los 50, consiguió tres Copas de Europa y cuatro Ligas. Después, sería el entrenador del mismo equipo con el que lograría otras dos Copas de Europa y nueve Ligas. Estamos hablando, pues, de un tipo comparable a Vicente del Bosque en la actualidad al que el destino había llevado a entrenar al Granada en una temporada que no sería nada positiva y que acabaría en fracaso tras la derrota en la Romareda.

Los dos goles aragoneses los consiguieron García Castany y Rubial y sirvieron, por cierto, para evitar el descenso del equipo zaragocista en una temporada catastrófica y muy dolorosa para la afición, pues debemos recordar que el año anterior se había obtenido el subcampeonato de Liga. Lo único que permitió maquillar una Liga gris y tormentosa sería la Final de la Copa del Rey, la primera de la Historia, que el Real Zaragoza disputó ante el Atlético de Madrid y que perdimos gracias a un gol de Gárate, es cierto, pero y sobre todo a causa de un perverso arbitraje del colegiado valenciano Segrelles del Pilar. Es el partido en que se produjo la ya conocida anécdota en la que el Rey, dirigiéndose a Adolfo Suárez, aún no Presidente, le comentó: “¿Has visto, Adolfo, qué majos son los presidentes jóvenes?”, refiriéndose a José Ángel Zalba, enmascarando la decisión que días después llevaría a Suárez a la Presidencia del Gobierno.

Pero hablábanmos del Granada. Aquella tarde de Mayo, día 16, por más concretar, esperé a la salida de la Romareda a los jugadores de ambos equipos para recoger algunos autógrafos. Era esta una cpostumbre que empezaba a ser habitual entre los chavales y mis amigos y yo no podíamos ser menos. Pero la firma más buscada era, sin duda, la de Muñoz. Un señor. Elegante, educado, nos atendió aún después de haber sufrido una terrible derrota que enviaba a su equipo a Segunda y estampó su firma en esa pequeña libreta que aún conservo y que supone un pequeño guiño al pasado al que me agarro en estos tiempos diagonales y escarpados que nos está tocando vivir. 

Anuncios

Un comentario sobre “Aquel partido ante el Granada, aquel autógrafo de Miguel Muñoz

  1. Recuerdo perfectamente ese partido. lo que ha tardado el Granada en regresar a primera … En ese equipo jugaba Megido, un excepcional delantero de la cantera de Mareo al que le sobraba su carácter polémico. Si no recuerdo mal el Zaragoza estuvo en su día cerca de ficharlo.
    Acabó ganando la Copa del Rey con el Betis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s