Antes de la niebla


Queda menos de una hora para el partido. En poco menos de sesenta minutos nuestro Real Zaragoza va a pisar el césped del campo de fútbol imposible. El inaccesible estadio para cualquier equipo de mortales. Un combate desigual entre un grupo de guerreros terrenales frente a un puñado de Aquiles a quienes nadie ha encontrado su talón.

   ¿Qué se puede sentir ante semejante batalla? Seguramente deseo de no dejarse carcomer por el pánico. Voluntad de ser, ánimo por la vida, fortaleza por romper en mil pedazos los oráculos fáciles y previsibles. En unas horas nos encontramos otra vez. Hasta entonces, puños cerrados y corazones ardiendo. ¡Aúpa, Real Zaragoza!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s