Mi crónica del partido: At Osasuna, 3 – Real Zaragoza, 0 (Nos queda el silencio)


(por Juan Antonio Pérez-Bello)

   He buscado en las rendijas de la memoria argumentos para completar un relato carnoso y sugerente de lo que ha sido el choque entre At Osasuna y Real Zaragoza, pero es tal la sequedad de las frases con que me encuentro que ahora mismo me queda como única opción cerrar la puerta de este día cuya muerte ya necesito.

    Habíamos soñado con un combate igual en el que nuestros guerreros blandiesen orgullosos sus armas con la gallardía que se le supone a un equipo capaz y competitivo, pero apenas quince minutos han servido para mostrarnos la cara más fofa y vergonzante del Real Zaragoza. En la primera llegada navarra Osasuna ha hecho gol. En la segunda llegada navarra Osasuna ha hecho gol. En la tercera llegada navarra Osasuna ha hecho gol. Tres. Y la cara del sol se ha ocultado, mancillada por la cobardía.

 ¿Cómo es posible que un equipo desapacible y roñoso como Osasuna consiga tres goles en sendas jugadas inesperadas y aún estemos buscando una respuesta a las varios miles de preguntas que sepultan nuestra incredulidad? Es inaceptable que el equipo no sepa actuar ante la llegada de tres balones con un coeficiente intelectual por debajo de la media, pero todavía más inadmisible es que tengamos que soportar una actitud hueca y estéril por parte de todos los protagonistas, llámense jugadores o entrenador.

 El Real Zaragoza ha navegado desarbolado, no ha conseguido encontrar el control del balón y su inexactitud futbolística nos ha producido un dolor que cada día nos cuesta más soportar. Ver deambular a los blanquillos por el inhóspito paraje navarro es un castigo que seguimos sin merecer, pero parece que es una tortura que nos reservan los nuestros de vez en cuando para que no olvidemos de dónde venimos. Ahora bien, ¿sabemos a dónde vamos?

 Visto lo decidido por Aguirre, no. Ni ha logrado activar a los jugadores antes del partido ni ha hecho una lectura adecuada del discurrir de la batalla. En el descanso alguien ha debido decirles que un grupo de profesionales no puede permitirse el lujo de no impedir que el balón bote y rebote hasta que el contrario acierte a chutar a gol, pero al parecer esa voz ha estado callada o los oídos de nuestros muchachos tienen mejores melodías que disfrutar. Y lo que nos ha propuesto nos ha hundido. Los segundos cuarenta y cinco minutos han sido la firma de un desastre cuyas consecuencias duelen más por haberse producido en Pamplona.

 Ni una sola solución que pudiera enmendar los errores de la primera parte. El balón se ha negado a pintarse de blanco y este equipo sufre muchísimo cuando enfrente hay un grupo aguerrido y avaricioso que disputa la pelota con fuerza y determinación y es capaz de poner a prueba a nuestro excelente portero, Roberto, que ha realizado tres magníficas intervenciones que agrandan un poco más su ya fantástica imagen. Nosotros, mientras tanto, nada. Tan solo un disparo de mi añorado Juan Carlos, disparo que se ha producido en el minuto 77 y que en ese momento era el primero de todo el partido. Edificante.

 Llegados a este punto, algunos interrogantes. ¿Alguien entiende el baile de Ponzio? ¿Alguien intuye la razón del cambio de Lafita por Lanzaro? ¿Alguien comprende por qué no juega Juan Carlos de titular? Inquieta que una semana después no veamos ni un mal reflejo de luz cuando hace unos días nos deslumbraba la alegría de la victoria, por lo que haríamos bien en rearmar nuestro ánimo ante el inminente partido que el miércoles nos enfrenta al Valencia. Eso sí, este equipo tiene que repetirse domingo tras domingo, buscar un espejo en el que encontrarse para que un sobresalto en forma de gol no signifique naufragio, sobre todo porque aún hay mucho mar que surcar.

 CALIFICACIONES

 Roberto: 4. Ha encajado tres goles de los que no le hacemos responsable al tiempo que ha protagonizado varias intervenciones de gran calidad. Es un portero grandioso.

 Juárez: 0. Ha vuelto a ser el defensa lateral inocuo de principio de temporada. No defiende con acierto y en ataque ha estado insustancial.

 Da Silva: 0. Fuera de forma, el defensa paraguayo ha protagonizado varias acciones deficientes y muestra una falta de contundencia importante. Además, no sabe sacar un balón en condiciones.

 Mateos: 1. No es la primera vez que lo escribimos: al lado de un defensa más firme el joven defensa madrileño ofrecería mejores prestaciones. Hoy ha estado enclenque y dubitativo.

 Paredes: 0. No ha sido el peor pero sí de los peores. Hoy Javi ha pagado los platos rotos y se ha visto desbordado por todo lo que pasaba por su lado.

 Ponzio: 1. Lo intenta siempre pero cuando no le sale parece que a él se le nota más. Revolucionado, su participación no es valorable. Además, Aguirre parece que juegue con él, pues lo ha desubicado y vuelto a situar en su posición natural en apenas unos minutos.

 Meira: 1. Fláccido y superficial, al enjuto portugués le ha venido muy grande el partido. La inexactitud en los pases, una de sus mejores armas, ha agrandado su pobreza y escasa aportación al equipo.

 Lafita: 1. Luchador pero excesivamente responsabilizado ante el choque. El único aragonés del equipo no ha encontrado ni una sola señal que seguir en medio de la maraña en que se ha convertido el choque. No está en buen momento.

 Barrera: 1. No ha sabido interpretar el partido en ningún momento. Su juego vertical y de desborde no sirve cuando no se tiene el balón y hoy ha ocurrido lo peor que podía suceder: ni combinación ni huecos que completar con su velocidad.

 Luis García: 1. Su juego de enganche con Postiga no se ha visto en ningún momento y ha estado tan perdido como todos sus compañeros. Ni las faltas las ha sacado bien.

 Postiga: 1. Ha hecho su trabajo de siempre, pero hoy le han llegado menos balones que nunca. Su juego de espaldas a la defensa no ha encontrado segundas líneas con que mezclar.

 Ruben Micael: 0. No ha participado prácticamente nada en el juego y sus pocos pases largos no han encontrado en ningún momento un compañero franco que pudiera definir.

 Juan Carlos: 2. Ha estado muy poco tiempo en el campo para lo que se merece, y de sus botas ha salido el único chut con peligro del partido. ¿A qué esperamos para darle la oportunidad de mostrar su calidad?

 Lanzaro: 2. Ha mostrado en el poco tiempo que ha participado más fortaleza, colocación y eficacia defensiva que todos sus compañeros juntos. 

Anuncios

Acerca de Juan Antonio Pérez Bello

Vivo en Zaragoza (Spain) y trabajo en el Colegio Bilingüe "Catalina de Aragón". De 1996 a 2001 fui Jefe de Estudios y de 2001 a 2012 fui Director del Colegio Bilingüe "El Justicia de Aragón", de Alcorisa (Teruel-Spain), donde implantamos el Currículo Integrado MEC-British Council en 2005. El vídeo en la escuela ha sido fiel compañero durante toda mi vida profesional (http://canalpispotero.blogspot.com y http://canalcatalina.blogspot.com). Desde septiembre de 2014 soy coordinador didáctico del Programa "Aprendiendo a Emprender con Ibercaja". Autor de las fichas de recursos para el profesorado "Aprendiendo a emprender con Ibercaja".
Esta entrada fue publicada en Crónicas de los partidos 2011-2012 y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s