Mi crónica del partido: Real Betis, 4 – Real Zaragoza, 3 (Dime que sirve sufrir)


¿Qué hacer cuando es de noche en medio de la noche? ¿Qué hacer cuando no hay camino entre tantos senderos? ¿Qué hacer cuando llega el final al principio? Demasiadas preguntas en busca de respuestas que casi nunca llegan, aunque sería necesario que este equipo comenzase a creer de verdad en qué puede llegar a ser.

El comienzo de las dos mitades han marcado a sangre y fuego el sino y el signo de un partido mentiroso como una mañana de lunes y lo que podría haber sido ha acabado por no ser, pues el equipo ha vivido unos minutos iniciales en los que hemos podido descubrir a un grupo desnudo y frágil, muy débil mentalmente y escaso de fuerza e intensidad que no ha podido evitar encajar cuatro goles fláccidos aunque mortales de necesidad. Es cierto que el fútbol puede llegar a ser arte y que a veces es ciencia, pero lo que nunca dejará de ser es un homenaje al esfuerzo y la exactitud, y esas dos virtudes las ha extraviado Abraham hoy. Y por esa ventana han entrado los cuatro puñales que han destrozado nuestro pecho recién renovado tras la victoria de nuestro escudo.

Pero la derrota no se debe personalizar. No sería ni justo ni elegante. Además, después del primer gol tras jugada matemática y del segundo gol tras penalty desdichado el equipo ha propuesto un coup de force digno y con cierto vigor. En ningún momento ha perdido el orgullo y ha perseverado con una idea de juego ofensivo, combinativo y osado, no muy bien ejecutado aunque sí intencionado. Así ha llegado nuestro gol, vacío de contenido, pero gol, al fin. Y justicia en el marcador al descanso. El equipo sonreía tenuemente y el zaragocismo ha pensado que a este Betis se le podía pintar la cara.

Esperanza vana. La segunda parte ha comenzado con un penalty a los pocos segundos de iniciarse la misma. Asombro, incredulidad e inquietud. Todas esas sensaciones han sacudido el alma blanquiazul y no hemos podido hacer otra cosa que aceptar la idiotez del destino. Y por si fuera poco, a los pocos minutos ha llegado la cuarta ráfaga de dolor que nos ha cuarteado el espinazo. Un 4 – 1 parecía demasiado castigo para un grupo flaco en la defensa pero ingenioso y tenaz en la parte de arriba, en la que Micael sostenía el argumento inicial y los demás aguantaban el tirón con un interés digno de aplauso, aunque el fruto no llegase.

El partido parecía morir cuando Casto ha derribado en el borde del área a Luisgarcía. La roja era de libro y esta circunstancia, unida a la entrada de Zucculini y, sobre todo, Juan Carlos, ha activado un resorte mágico en el Real Zaragoza que le ha permitido afrontar los últimos veinte minutos con una voracidad propia de equipos hechos y fornidos. Tan es así que el extremo madrileño, protagonista de varias acciones verdaderamente meritorias, ha logrado dos excelentes goles que han aproximado a los aragoneses a una remontada inesperada que habría sido un auténtico golpe de efecto.

No ha podido ser. Nos hemos quedado a las puertas y el resultado es cero puntos. Sin embargo, imagino un viaje de regreso a Zaragoza con un cierto gesto de esperanza grabado en el equipaje del alma blanquilla. Así, al menos, lo deseamos, pues a la vuelta de la esquina espera una de las máquinas de guerra mejor engrasadas de esta Liga engañosamente democrática.

Calificaciones:

Roberto: 2. El guardameta zaragocista tuvo, aunque parezca mentira, muy poco trabajo. En los goles nada pudo hacer y los penalties, penalties son.

Juárez: 2. Sus prestaciones ofensivas mejoraron anteriores choques y en defensa se le notó más centrado. Su banda estuvo correctamente cubierta.

Da Silva: 0. Un central tiene que aportar más solvencia. Está fuera de forma y llega tarde a los balones. Sus errores de ubicación, graves.

Mateos: 1. Demasiados problemas tras u estilizada figura. Su mirada al frente, sin embargo, es muy interesante. Necesita otro complemento, porque con Paulo sufre demasiado.

Abraham: 0. Sus errores significaron demasiado dolor. Los cuatro goles llegaron por su banda. ¿Qué decir?

Ponzio: 1. Se contagió de la endeblez mental de la defensa. Su trabajo no luce si su espalda es un flan. En ataque no estuvo bien.

Micael: 1. El desastroso comienzo del partido no le ayudó. Tejió algunas jugadas interesantes, pero le faltó concretar sus ideas.

Barrera: 1. Más intención y esfuerzo que logros en su haber. No se encontró cómodo a pierna cambiada. Sus desbordes en esa banda son estériles.

Luisgarcía: 0. Lejos del domingo. Fuera de sitio y desacertado en sus acciones. Llegó a tener opciones de gol que desaprovechó por precipitación y errores no forzados.

Lafita: 2. Muy luchador. Lo intentó todo y de mil maneras pero no encontró el camino del éxito. Forzó el error de Casto y poco más.H.

Postiga: 1. No hay delantero centro con él. Hay otras cosas: lucha, presencia, movilidad pero la red no es su amiga.

Juan Carlos: 4. El mejor sobre el campo. Es un jugador que hace muy bien lo que sabe hacer: encarar, desbordar, abrir el campo, centrar, asistir, chutar a gol. Y ayer lo hizo todo y todo bien.

Zucculini: 1. Más defensivo que Micael aportó brega, esfuerzo y participación, pero no solucionó el desaguisado con el que se encontró.

Anuncios

Acerca de Juan Antonio Pérez Bello

Vivo en Zaragoza (Spain) y trabajo en el Colegio Bilingüe "Catalina de Aragón". De 1996 a 2001 fui Jefe de Estudios y de 2001 a 2012 fui Director del Colegio Bilingüe "El Justicia de Aragón", de Alcorisa (Teruel-Spain), donde implantamos el Currículo Integrado MEC-British Council en 2005. El vídeo en la escuela ha sido fiel compañero durante toda mi vida profesional (http://canalpispotero.blogspot.com y http://canalcatalina.blogspot.com). Desde septiembre de 2014 soy coordinador didáctico del Programa "Aprendiendo a Emprender con Ibercaja". Autor de las fichas de recursos para el profesorado "Aprendiendo a emprender con Ibercaja".
Esta entrada fue publicada en Crónicas de los partidos 2011-2012 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s