Lobo Diarte, la zancada selvática


Hubo un tiempo en que las espaldas del mar recogían la espuma de muchachos hambrientos de gloria. Era el tiempo de océanos rugosos que tan sólo unos pocos valientes se atrevían a cruzar en busca de hombres metálicos como el futuro. Para que eso fuera así, para que hubiese un camino que andar a la caza de firmamentos azules tenían que existir magos que bajo los mantos de la nada hallasen tesoros de leyenda. 

Uno de esos hombres fue Avelino Cahves. Quien fuese secretario técnico del Real Zaragoza cuando no había intermediarios voraces ni prestamistas de la mentira fue el esponsable de varios de los fichajes más importantes de la historia del zaragocismo y uno de ellos fue Carlos “Lobo” Diarte. Aquel muchacho espigado como un surtidor de trueno llegó a la hermosa ciudad aragonesa con diecinueve años. Callado, tímido, silencioso como el Ebro al pasar por el Pilar, aquel diamante de zancada selvática encontró en Luis Cid, “Carriega”, el mejor entrenador posible. El gallego supo acunar al tímido paraguayo, cuidarle como a un hijo recién conocido y extraer de él lo mejor que guardaba en su interior inabarcable.

Dueño de un físico poderoso y elegante, el Lobo llegó en enero de 1973 y jugó más de sesenta partidos con el león en su pecho. El apodo se lo puso su amigo Ribarola en el Olimpia de Asunción, donde lo encontró Chaves. Ya había debutado con la selección de Paraguay y en el Real Zaragoza jugó casi tres años. Entre sus goles muy recordados son el segundo al Real Madrid en aquel legendario 6 – 1 del 30 de Abril de 1975 y el que le había metido diez días antes al Elche y que supuso el gol número 1000 del Real Zaragoza en primera división. Este gol fue el fruto de una magistral combinación entre García Castany y Rubial. Éste se internó por la banda derecha y centró, donde Arrúa controló para pasar a Diarte quien, de tiro raso a veinte centímetros del suelo, logró colocar el balón junto al poste derecho. De ensueño.

Lobo Diarte aportó vigor, verticalidad, regate y, sobre todo, un poderoso latigazo con la cabeza que le convirtió en el mejor delantero centro del momento. Su último partido con el Real Zaragoza fue la final de copa frente al Atlético de Madrid, que acabó en derrota con gol de Gárate y desafortunadísimo arbitraje de Segrelles (aún recuerdo la portada de Zaragoza Deportiva con una fotografía del árbitro “recogiendo” el trofeo) y fue el Valencia quien le fichó pagando 70 millones de pesetas, récord absoluto hasta el momento en la compra de un jugador.

Lobo Diarte fue futbolista, pero la poesía ha sido su mejor amigas hasta el final de sus días. Los versos de Ángel González, Josefina Pla y Roa Bastos han acompañado a este corcel humano capaz de acercar el cielo a las llanuras habitadas pro los mortales. Su capacidad para romper las líneas vertucales que construye el universo le hicieron valedor de un hueco en el cielo del zaragocismo, junto a Carlos Lapetra, Santos y Murillo. Allí, Lobo, esperamos encontrar la estela de tu carrera inalcanzable, la que sirvió para dibujar los senderos por los que perseguir la gloria que encontraste porque la soñaste en tu Asunción natal.

Que la mañana eterna mantenga encendidas tus nueve llamas azules.

Anuncios

Acerca de Juan Antonio Pérez Bello

Vivo en Zaragoza (Spain) y trabajo en el Colegio Bilingüe "Catalina de Aragón". De 1996 a 2001 fui Jefe de Estudios y de 2001 a 2012 fui Director del Colegio Bilingüe "El Justicia de Aragón", de Alcorisa (Teruel-Spain), donde implantamos el Currículo Integrado MEC-British Council en 2005. El vídeo en la escuela ha sido fiel compañero durante toda mi vida profesional (http://canalpispotero.blogspot.com y http://canalcatalina.blogspot.com). Desde septiembre de 2014 soy coordinador didáctico del Programa "Aprendiendo a Emprender con Ibercaja". Autor de las fichas de recursos para el profesorado "Aprendiendo a emprender con Ibercaja".
Esta entrada fue publicada en Historia del Real Zaragoza, Jugadores del Real Zaragoza y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s