La tormenta voraz


Pareciera que el tridente de Poseidón tuviera hambre y su fiera decisión de agitar las aguas zaragocistas no encontrara forma de ser saciada. Pareciera que los vientos desatados por Eolo hubieran encontrado en la ribera del Ebro el lugar adecuado para causar tal devastación que ni mil arquitectos olímpicos pudieran reconstruir semejante ruina. Pareciera, en fin, que Hades tuviera todo preparado para recibir las almas torturadas de los cientos de miles de zraagocistas que contemplan atónitos el vendaval de desgracias que asolan nuestra alma malherida.

Pero aunque el perfume de la tragedia parece haberse instalado en el corazón blanquiazul, hay una sola verdad que no admite ni rumores, ni medias mentiras ni bulos malintencionados: el lunes el Real Zaragoza juega un partido vital, trascendental. Tanto como lo fue aquel que disputó ante Osasuna en 2004 y que solventó Alvaro con un gol in extremis. Tanto como el que permitió la victoria ante el Tenerife el año pasado. Tanto como el que queramos imaginar. El lunes es tiempo de batalla.

Por eso, urge movilizar al zaragocismo: peñas, movimientos, blogs, medios de comunicación, redes sociales, jugadores, técnicos…Sí, sí: jugadores y técnicos a la cabeza, pues ellos son nuestra esperanza, nuestra única esperanza. Primero vivir, después todo lo demás. Incluso la muerte, si nos la tenemos que beber.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s