Hay que derrotar a la derrota


Casi sin tiempo para recoger los despojos que dejó en el alma zaragocista el partido ante el Sporting llega otra ocasión para enfrentarnos a otro partido angustioso, otro choque brutal que amenaza con dejar en nuestro campo de batalla más guerreros vencidos, más estandartes desgarrados.

Llega el Athletic, uno de los equipos de moda de la Liga BBVA, uno de los guaperas de la fiesta, con argumentos más que suficientes para destrozarnos el pecho y rompernos la cara. Llega el equipo que ha ultrajado ferozmente nuestra morada, llevándose a uno de los nuestros por un opuñado de oro, porque tiene dinero, porque tiene poder, porque tiene la mano de los dioses apoyada en su hombro. Llega un equipo, por otra parte, herido en su orgullo por la salvífica, para nosotros, derrota ante el irregular Valencia.


Es una buena noticia, si es que el zaragocismo puede saborear alguna buena noticia, pues uno ya cree que tenemos prohibida la felicidad, que el Cielo ha debido recibir alguna afrenta muy grave por nuestra parte porque parezca que no nos merecemos nada. Es una buena noticia porque, desde luego, mucho peor habría sido recibir a un Athletic vencedor, ganador, altanero.

Cierto es que tenemos muy poquico en nuestro arsenal con que hacer frente a los gallardos jugadores vascos, pero entre todos tenemos que romper esta diabólica dinámica en la que nos hemos sumergido todos, y digo todos, de un tiempo a esta parte. Llorar no nos va a servir de nada; lamentarnos es, en todo, caso un poderoso argumento para hundirnos aún más en la podredumbre. Por eso, tenemos que hacer el esfuerzo por arropar a nuestros muchachos en un partido que se juega un día muy feo, un miércoles, a una hora muy fea, las 20:00 pm, y en un momento muy feo: hemos ganado dos puntos de doce.

Pero tenemos que luchar hasta el final. Tenemos que agarrarnos a la vida porque si algo hay seguro es que la vida no nos va a ofrecer la mano. O la atrapamos, la sujetamos y la mantenemos a nuestro lado a base de fuerza, vigor y desesperación, o estamos muertos.

Ni Aguirre puede permitire el lujo de deprimirse, ni los jugadores de estar tristes, ni la directiva, los harapos que queden de ella, de esconderse por más tiempo, ni los medios de comunicación de pedir y no dar, ni la afición de mantenerse callada ante las hordas del norte, del sur, del este o del oeste que llegan hasta nuestras riberas con intención de despojarnos de todo lo que queremos.

Hay que jugar y romper el miedo y rasgarle la mirada al Vacío. Eso o cerrar el Cielo, que ya no nos cobija.

Anuncios

Acerca de Juan Antonio Pérez Bello

Vivo en Zaragoza (Spain) y trabajo en el Colegio Bilingüe "Catalina de Aragón". De 1996 a 2001 fui Jefe de Estudios y de 2001 a 2012 fui Director del Colegio Bilingüe "El Justicia de Aragón", de Alcorisa (Teruel-Spain), donde implantamos el Currículo Integrado MEC-British Council en 2005. El vídeo en la escuela ha sido fiel compañero durante toda mi vida profesional (http://canalpispotero.blogspot.com y http://canalcatalina.blogspot.com). Desde septiembre de 2014 soy coordinador didáctico del Programa "Aprendiendo a Emprender con Ibercaja". Autor de las fichas de recursos para el profesorado "Aprendiendo a emprender con Ibercaja".
Esta entrada fue publicada en Actualidad zaragocista 2010-2011 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s