¿Para qué tanta miel rota?


Triste, con el alma doliente, con la sonrisa sepultada hace demasiadas estaciones bajo una losa de cuatro toneladas y media que alguien colocó sobre el zaragocismo y nadie se muestra capaz de levantar.

Humillados y heridos, con la sangre negra que emponzoña la derrota cubriendo nuestros pechos mancillados, caminamos sobre un vacío cada día más ancho, cada noche más canalla.

Y ahí estamos. Con pocas razones para querer seguir viviendo, con ningún argumento para desear la llegada del nuevo combate, con todos los motivos para temer que suenen de nuevo los sonidos de la batalla. Porque, probablemente, de nuevo el dolor se comodará en nuestro lecho para lamer las nuevas heridas que, de puro viejas, ya no duelen.

Revista de prensa

Anuncios

4 comentarios sobre “¿Para qué tanta miel rota?

  1. La solución (si es que la hay, que creo que sí), es complicada. Tengo tus mismas dudas, León.

    Ayer, viendo el partido, le doy un 50% de culpa de la derrota a Gay y otro 50% a los jugadores.

    La culpa de Gay fué porque no entiendo porqué el Zaragoza no juega las primeras partes como las segundas. En la primera parte juegan despacito, al trote, a no perder, a no fallar en defensa,… Y luego, en las segundas, casi siempre con el marcador en contra, salen a jugar, a atacar,… El planteamiento de ayer de Gay (¡con 7 jugadores defensivos en casa!) me parece que no es ni para jugar fuera. Los cambios, no por los que salieron, sino por los que dejó en el campo, porque no entiendo el porqué de qu Edmilson acabara el partido, o que dejara en defensa a los dos jugadores más lentos (Edmilson, Jarosik).

    Pero claro, después de ver los dos goles del Sevilla, en las dos únicas ocasiones que tuvo, en el que en el primero Lanzaro comete un error de infantil, pidiendo un fuera de juego (inexistente, además), en lugar de ir a por el jugador, perdiendo unas décimas de segundo que seguro le habrían servido para estorbar a Luis Fabiano; y en el segundo, uno de los jugadores más veteranos comete el error más infantil, regatear de tacón siendo el último defensa…

    Yo sigo diciendo que hay equipo, que hay plantilla,… pero que hay que salir con más rasmia desde el primer momento, al menos en casa. Y de eso, en mi opinión, sólo tiene culpa Gay.

  2. ¿Me permites hacerte la misma pregunta que a otros zaragocistas?

    ¿Dónde está exactamente el problema? Mi opinión es que es un problema estructural. Pero estructural, en presidencia, en dirección deportiva… El club, en comparación con otros de primera división que están al borde del abismo, si no me equivoco tiene los recursos suficientes para poder hacer bien su trabajo. Entonces, ¿quién es el culpable?

    Un saludo y ánimos.

    Ángel.
    Futbólogos.

  3. Pues eso parece opinar Agapito, y busca a Aguirre.

    No se, me quedó un buen sabor de boca despues de su tiempo en el Atleti, pese a que los resultados no fueron lo esperado. Es un entrenador con las ideas tacticas claras, con mano para motivar equipos en horas bajas y con ojo para sacar mimbres de donde ahora solo parece haber trozos de hilo…

    Por el lado malo, que no es precisamente ofensivo y que suele tener lio con jefes que se metan en su corral.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s