El árbol joven


El Real Zaragoza tiene un corazón azul cuyo latido nos mueve a emoción a tantos zaragocistas que, día tras día, respiramos el mismo aire desde hace tantos años. Estos días son una tremenda cortina que lleva el anagrama del Mundial de Sudáfrica y en sus pespuntes encontramos, además, las dificultades económicas de nuestro amado club, que va a vivir un larguísio verano. Larguísimo y durísimo.

En cualquier caso, soy de los que defienden la calma, la tranquilidad e, incluso, la pausa. Después de tantísimos abismos en los que hemos visto caer nuestra esperanza y nuestra ilusión, agradezco una pretemporada de perfil bajo, de discreta acción empresarial y consensuada actuación deportiva. Tengo decidido que apoyo al cuerpo técnico que se ha conformado; tengo decidido que confío en el trabajo de Prieto y tengo decidido, por último, que Colunga y Contini serán zaragocistas. Ojalá mis decisiones se acomoden con la realidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s