At. Osasuna, 2 – Real Zaragoza, 0


El garabato que me temía

El Real Zaragoza ha caído derrotado (2 – 0) en su partido ante Osasuna correspondiente a la 31ª Jornada del Campeonato Nacional de Liga de 1ª División.

Se sabía, se había dicho en todos los foros blanquiazules del mundo, se había expresado en todas y cada una de las ruedas de prensa de la semana. Incluso Ponzio y Paredes lo habían comentado en el encuentro que mantuvieron con los zaragocistas de la Peña “Juan Señor” de Alcorisa el jueves por la tarde: el partido ante Osasuna podía salir mal, iba a ser muy duro y al final del mismo podíamos vernos en la situación de tener que volver a apretar los dientes para afrontar una semana decisiva. Lo sabíamos. Y ocurrió.

Y mucho antes de lo esperado. Si Gay había dicho el sábado que debíamos procurar evitar que marcaran ellos primero “si es que lo tienen que hacer”, de nada sirvió, puesto que como no queríamos una taza, ya se sabe: taza y media. En el minuto 1 y pocos segundos un despeje tontorrón y sin intebnción le proporciona a Aranda un balón largo con dibujo de Premier League y logra un primer gol que ni en mejor de los sueños había imaginado Camacho ni ningún osasunista que se precie. Y ahí empezó nuestro calvario.

El Real Zaragoza es ahora mismo un equipo muy apañado para afrontar los partidos que se prolongan, que se alargan en el tiempo y en el espacio, que se estiran hasta la raya del fin del mundo, porque ahí se encuentra muy cómodo, logra intranquilizar al contrario y posee armas para, en un destello, en un fulgor inesperado, hacer gol y ponérselo todo de cara. Pero, amigo, como tenga que remar contracorriente, como tenga que llevar la iniciativa por imperativo legal, como el guión le imponga la necesidad de ser él quien lidere el choque entonces, Houston, tenemos un problema. Y ayer lo tuvimos, si bien seré justo diciendo que en todo momento lo intentó, quiso, ardió en deseos por darle la vuelta al partido e, incluso, lograr ese empate que yo creo que nos habría gustado a todos y lo habríamos recibido con los brazos abiertos.

El Real Zaragoza tuvo la mala suerte de encajar ese gol inesperado como un relámpago traidor. Sé que habrá quien será muy duro y dirá que se podía haber evitado y que es imperdonable, py no le faltará razón, pero me alegró poder ver que el equipo quiso en todo momento y puso empeño en afrontar la larga agonía que se avecinaba. Mas no pudo. Mostró algunas dudas en defensa tras el inesperado gol, pero se entonó. Sin embargo el centro del campo no encontró el camino de la elaboración, de la combinación y del desborde. Sencillamente porque no lo tiene. Sin ser Ander el centrocampista que todo lo organiza, se notó el carácter que el vasco-aragonés aporta a esa línea, por lo que se nos hizo un mundo cada vez que cogimos el baló. A ello añadimos, como dijo Gay, que cada vez que disparábamos a puerta aquello parecía más una cesión que un disparo en toda la regla. Y ahí nos morimos.

En la segunda parte, y después de haber demostrado Roberto una vez más que es un portero de garantías con un par de intervenciones de esas que dan puntos, conseguimos llegar más y mejor. Y durante un rato se perfiló el gol como una posibilidad real, pero no llegó. Demasiada candidez, demasiada fragilidad muscular. Mucha, muchísima inocencia. Y ante Osasuna o ante el Tronos hay que mostrar un mayor perfil matador. Y por ahí se nos fue el partido. Recuperamos el gesto de antes de Navidad y fuimos el equipo que no debemos ser nunca más. Porque ayer demostró el Real Zaragoza que si tenemos una desgracia como la de encajar un gol pronto ante un equipo que nos da la pelota, vamos a sufrir para levantar los partidos. Y lo que viene ahora es de aúpa. Mallorca y Athletic nos van a exigir mucho y hay que sacar tres puntos entre estos dos partidos para poder soportar el vendaval de dentro de quince días. La máxima, ante los baleares, ya la sabemos, es no encajar. Cuando lo hemos conseguido, hemos sonreído.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s