Regreso al cadalso


   Tan fuerte es la tentación de escribir sobre aquella tarde del 18 de Mayo de 2008 que me escuece el alma y aún no encuentro remedio a la noche. Fueron tan tristes aquellos paseos después de la tragedia, tan fría la mañana siguiete, que aún me duele la memoria. Y aún pienso que el Real Zaragoza nos debe una a la afición. Nos debe el esfuerzo generoso, nos debe la entrega sin reservas. Nos debe la vida.

   Y hoy hay partido. Hay lucha y miedo, porque este Real Zaragoza nos da miedo, nos obliga a mantener las piernas firmes sobre el suelo quebradizo que es esta Liga en la que no encontramos Norte ni horizonte. Y eso es peligroso. Muy peligroso. Ahora bien, ¿ sabes qué, amable lector? Tengo para mí que hay varios argumentos paa creer en la posible resurrección de nuestro Real Zaragoza. Y todos ellos me hablan de amor zaragocista y compromiso desde la infancia. Me refiero a los jugadores de la cantera, que además de serlo guardan en su pecho y en sus piernas fuerza y talento suficiente para afrontar el futuro con la frente ancha. Hablo de Goni, Laguardia, Ander y Lafita, cuatro razones para confiar en que esto tiene arreglo, sumado, por supuesto, a los arrestos de los demás jugadores, que de un modo u otro deben romper la línea del infierno que se ha instalado en nuestra casa y comenzar la resurrección. En ellos confío. Y en nosotros, afición, que siempre y ahora estamos al lado de nuestro equipo, el que nos da la vida a golpe de regate, el que nos presta los suspiros que heredamos de nuestros mayores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s