Negra tengo la sonrisa


   Y preocupada. Sí, me preocupa este Real Zaragoza que no transmite sino tristeza y apoplejía futbolística, que no es capaz de resolver sus partidoas con gallardía y pundonor, al que se le acumulan las desgracias en forma de lesión y cuyo sistema de juego es, ahora mismo, objeto de acalorados debates entre el zaragocismo. Y vamos por partes.

   Tristeza, apoplejía. O sea, que nuestro equipo está viviendo una fase de suspensión de algunas funciones que son imprescindibles para salir bien parados en esto del fútbol. Que hay un bloqueo en el grupo que le lleva a no lograr sus objetivos, ni en la Copa ni en la Liga, y esa parálisis produce un amargo sabor en el paladar de la afición, que ve con angustia y preocupación cómo los días pasan y esto no mejor. El mejor ejemplo, esos tres partidos empatados con uno de los peores equipos de la División, el Málaga.

   Las lesiones. Una de esas plagas que asolna nuestras praderas y que están ocasionando graves daños en nuestro equipo. a las ya malditas lesiones de Luccin, Uche y Braulio se añade ahora la de Arizmendi, que tiene para, por lo menos, dos semanas con lo que nuestra delantera es ahora mismo la línea más débil del conjunto. Y suma y sigue, porque parece que nos ha mirado un tuerto.

   Y el sistema de juego. El equipo está descosido. Ees, de nuevo, un equipo deshuesado, amarrado a un sistema, el 4-4-2, que nos hace muchísimo daño y que obliga a lgunos jugadores a jugar donde no deben. Sé que está de moda poner en cuestión la tenacidad de MArcelino y su decididia apuesta por los dos delanteros, pero mucho me temo que o cambia de opinión o el queipo se va a desangrar por ahí. Jugar ahora mismo con dos pivotes, una líne de tres meadias puntas y un delantero, que debe ser Ewerthon, ayudaría mucho a calmar las aguas. Además, Ewer ganaría protagonismo, algo que le hace mucha falta, pues es de personalidad quebradiza cuando se ve orillado, y la línea de tres, formada por Lafita, Ander y Jorgelópez, aportaría mucha calidad a un equipo que se ha echado a perder porque se han creído que son unos mediocres.

   Estas tres cuestiones son clave para entender la situación del Real Zaragoza, del grupo. Si a ello le añadimos la tensión que transmite Marcelino al entorno zaragocista, podremos acercarnos un poco más a la realidad del equipo. Y, mientras tanto, sigo muy preocupado.

Anuncios

Un comentario sobre “Negra tengo la sonrisa

  1. Viendo como anda el equipo, tu idea de un 4-2-3-1 parece lo mas racional.

    Este esquema tiene una doble ventaja: arropa a los defensas con el doble pivote; y esa misma linea de pivotes cubre las espaldas de unos mediapuntas cuya funcion es llegar al gol y dar apoyo al delantero (por ejemplo, la forma en la que lo hace el Barça, con Keita y Xavi).

    El unico miedo que tengo es que esa linea de pivotes debe ser dura y aguerrida, y el Zaragoza…¿tiene pivotes de semejante perfil?.

    Lo de los delanteros es de broma ya…¿es por eso que el Zaragoza B ha fichado un delantero japones? http://es.wikipedia.org/wiki/Ibusuki_Hiroshi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s