FC Barcelona, 6 – Real Zaragoza, 1


(Lunes 26 de Octubre de 2009)
 
Es imposible proponer lo posible 

El Real Zaragoza ha sido derrotado por el FC Barcelona en partido correspondiente a la 8ª Jornada del Campeonato Nacional de Liga. El gol lo ha conseguido Jorgelópez.

Hoy, lunes, he disfrutado de un magnífico día en los Pinares del Rodeno y en Albarracín. Ha sido un espléndido bálsamo el que me he aplicado a base de cielo azul, sol generoso, paisajes mágicos y murmullos valientes del río Guadalaviar en un lunes que yo no me podía imaginar fuese tan necesario alejarme del maltratado universo que ayer se nos vino encima. Y es que nuestro Real Zaragoza sufrió un devastador castigo a manos de un equipo que quiso jugar al fútbol desde el primer momento y que no tuvo piedad de un equipo que salió aterrorizado al césped del Camp Nou y acabó destrozado inmisericordemente.

Desde el primer minuto vimos que allí no había nada que hacer. Escribió Heraldo de aragón hace algunos días que el Camp Nou es dos metros más corto que la Romareda, pero a mí, francamente, me pareció un territorio extensísimo en el que deambulaban diez almas en pena vestidos de amarillo chillón mientras diez aguerridos futbolistas uniformados con las mejores galas del Campeón de Todo cumplían con su obligación y hacían su trabajo. No había manera de poder disfrutar de un partido de fútbol, pues ayer no se disputó un encuentro de fútbol, sino que lo que se vivió fue un sencillo entrenamiento entre un equipo de fútbol y diez pivotes de plástico del todo a cien que contemplaban, absortos, cómo el balón circulaba ante sus atónitas miradas sin poder (o no saber o no querer) hacer absolutamente nada.
 
A los veinte minutos ya habíamos vivido cinco ocasiones de gol en contra y tan solo una inofensiva aproximación por nuestra parte. Por lo demás, nada más. Indolencia, lejanía, abulia, sequedad, docilidad, miedo, miedo, miedo…Y fracaso y miedo y vergüenza y tristeza y no hay palabras y silencio de Dios y ruido en el infierno y gotas de seco sudor…
 
El FC Barcelona comenzó a meter goles pero ante la sorpresa de todos nadie pudo aclarar quién los recibía, porque lo más que podemos aventurar es que el equipo derrotado estaba muerto antes de comenzar a jugar. Hubo un momento en que mis amigos controlaron cuánto tiempo estábamos sin tocar el balón y llegaron a anotar ¡tres minutos y 33 segundos de posesión continuados! Y la actuación de Carrizo, por mucho que Marcelino utilice frases hechas, fue para decirle cuatro cosas y preparar el regreso de López Vallejo. En fin, que ya no tengo mucho más que decir. Hoy es el día después y mañana el día después del día después. Y luego escucharemos declaraciones y frases ya elaboradas que poco sirven para aplacar el dolor que nos consume. Y si escuchamos algo, como fue el caso de Marcelino, casi mejor no valorar porque acabaremos mal. Porque lo que es cierto es que esto no ha hecho más que empezar.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s