La bóveda de la esperanza


Crece la semana y lo hace abrazada a las palabras del zaragocismo, que saborea plácidamente la sensación que provoca el suave redoble del tambor de la Victoria. No estamos muy habituados a la sonrisa permanente, la misma que se ha quedado a vivir estos días entre nosotros como una huésped desesperadamente deseada, así que gocemos de su presencia y mostremos nuestro gesto más placentero. Crece la semana y hoy me gusta que sean los jugadores del Real Zaragoza, algunos de ellos, los que protagonicen las páginas, las ondas y las imágenes de nuestros medios de comunicación. Porque son nuestros, no se olvide, y nuestros servidores, que no otra cosa debe ser un periódico, una emisora de radio, una cadena de televisión. Servidores de una sociedad que los necesita pero que por eso mismo les pide veracidad, ecuanimidad, compromiso con la libertad.
Hoy han protagonizado la actualidad tres jugadores que me hacen ver el presente con una razonable ración de esperanza blanca y azul. Oliveira, que ha expresado su deseo de aportarlo todo al ejército aragonés; Pavón ha mostrado su compromiso suave y discreto con el escudo del león y Zapater…bueno, Zapater es nuestro emblema, nuestro latido hecho futbolista y corazón y para mí es la encarnación del impulso de nuestra Historia. Son horas de reflexión, de serena confianza y estos tres jugadores son tres breves destellos en la actualidad del equipo de mis amores. Por hoy, me basta y me ayudan a andar unos cuantos pasos más sobre este polvoriento camino de regreso a casa. A Primera.
.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s