No hay duelo, sólo camino lento. (Victor Fernandez, destituido)


   Si puedo medir el calor de tu emoción diré que no hay peor frío que el que no se siente. Y eso ha sucedido en los jardines del zaragocismo. Ha sido tan temido, tan indeseado el desarrollo de los acontecimientos que un temblor alejado de los sentimientos ha recorrido el adormecido corazón blanquiazul. 

   La destitución de Víctor Fernández es una mala noticia. Es un horrendo mensaje que llega a todas y cada una de las cancillerías que conforman nuestra hinchada acompañado por una guadaña afilada y sanguinaria. Nos dejó atónitos. Y creo no estar muy alejado de la realidad si digo que un manto de incredulidad nos cubrió. Es cierto que hubo voces de alivio y frases de triunfo, pues es sabido que un sector de los medios de comunicación y parte de la afición deseaban la marcha de Víctor desde hace mucho tiempo, pero también es verdad que un sector muy significativo del zaragocismo temblaban ante semejante posibilidad. 

   Y es una mala noticia por lo que significa. porque quiere decir que hemos fracasado, todos; porque se nos ha partido el proyecto por la mitad; porque alguien, o algo, nos ha devuelto a la maleza de la mediocridad y de un manotazo ha destrozado nuestra ilusión y nos ha dicho, sin piedad, que todo era un espejismo. que seguimos siendo pobres, cabezudos y vulgares y que nos dejemos de tontadas y sigamos suspirando por la Copa de Ferias, por el gol de Nayim y el galacticazo de Galletti. O sea, por el pasado.

   Porque el futuro se ha ido, nos ha abandonado, ha preferido el glamour de los guapos de verdad, los que siempre se quedan con la chica y además se lo dicen a todo el mundo. Regreso a Brideshead, regreso al desierto gris y seco de un club que a la menor ha tirado por la borda el aliento de una Historia cada vez más alejada del futuro.  

   No voy a pedir perdón. No lloraré si hoy nos elimina el Racing ni daré saltos de alegría si pasamos a cuartos de final. Sólo le diré a mis noches que el Real Zaragoza es el club de mis amores y por él trabajaré. Desde la palabra y desde el encuentro. Como el que tendrá lugar el próximo lunes, día 21, a las 18’45 horas en el Centro Cultural “Valero Lecha” , de Alcorisa. Y os lo contaré.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s