Hoy viajo a Teruel.


   Son las 8:30 de la mañana. Hoy viajo a Teruel. El fútbol se ha convertido en los últimos años en un compañero casi inseparable de mis días y hasta de mis noches y esta mañana toca disfrutar de un partido de fútbol cadete en el que veintitantos chavales pelearán con nobleza y bravura por la victoria. Al final del partido habrá sonrisas de complicidad o torcidos gestos de contrariedad, pero lo cierto es que nuestros chicos (hablo del equipo propio, claro está) habrán recorrido otro breve pero importante trecho en ese camino nunca acabado que es su educación y su crecimiento personal.

   Hoy viajo a Teruel y deseo que nuestros muchachos ganen. Y lo deseo porque esto del fútbol, del deporte en definitiva, consiste en escribir los párrafos más rectos si se obtiene la victoria pero también en comprobar cómo las palabras más certeras se emborronan si la derrota se queda a vivir con nosotros. Así son las cosas; así es el deporte. Y el fútbol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s