Problema nº 1, solución nº 1: tenemos tres líderes, pero falta uno.


   Iniciamos aquí una sucesión de reflexiones en torno a la realidad del Real Zaragoza. De cada pequeño detalle, de cada mínima circunstancia se puede extraer una enseñanza y con ese afán lo hacemos. Ya escribí en mi artículo de ayer que son muchas las pequeñas decisiones que hay que tomar, antes que una gran decisión. Sólo así se solucionan los problemas de fondo. Sólo así se mejora, se aprende y se crece. Lo otro, lo de “como esto no funciona me cargo hasta a la mascota del equipo”, no es sino una matanza de moscas a cañonazos.  

   Acabo de ver las imágenes que Aragón Televisión ha ofrecido en su informativo en las que se comprueba las primeras decisiones que Víctor Fernández ha adoptado una vez consumado el desastre de ayer. Se ha podido ver al entrenador dialogando pausada y preocupadamente con César (portero), Ayala (defensa) y Milito (delantero). Parece una correcta actuación la de compartir con un representante de cada una de las líneas las primeras reflexiones acerca de la situación que se está viviendo. Es, además, un gesto significativo, pues se nos está diciendo: “Estos son mis líderes, en quienes confío en el terreno de juego y quienes tienen que ser mi voz, mis ojos y mi voluntad”. Elevados a la categoría de líderes, pues, por el propio coach. Ahora bien: en esta representativa nómina me falta un miembro del centro del campo, lo que conformaría la columna vertebral de este equipo. Por eso me pregunto: ¿no hay un líder en el medio campo? ¿No existe la figura aglutinadora en esa parcela del grupo capaz de elevar la tensión del cuerpo central y dar equilibrio a la oferta futbolística del equipo?

   Si es así, ahí tenemos el primer problema a solucionar: un equipo tiene que reconocer en cada instante a su capitán, a su líder, y estamos todos de acuerdo que en cada equipo hay cuatro elementos fundamentales, uno por línea. En el Zaragoza falta uno.

Anuncios

2 comentarios

  1. Pues la verdad, Aimar jamas ha tenido el caracter para ser líder. No porque le falte nada, sino porque no viene en su forma de ser.

    Repasemos….Oscar?…no; Celades?…juega demasiado poco para liderar nada, aparte de que por caracter, tampoco; Luccin? es nuevo y su juego no le ha dado los galones; solo queda Zapater….demasiado joven, pero curtido a base de las banderillas de la envidieta (producto tipico aragones). Le falta creerselo, pero podria ser él…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s