Vuelvo, volvemos.


Vuelvo, volvemos. Un denso recorrido por la paz y el sosiego estival el que hemos podido disfrutar. Salpicados los días con alguna noticia lejana, descubro a mi regreso que este Real Zaragoza comienza la temporada con pereza, como quien no acaba de creerse que ya ha amanecido y el nuevo día nos obliga al esfuerzo y el trabajo. Pereza y cierta indolencia. Espero, deseo y hasta anhelo que esto no sea sino un mal reflejo de un espejo aún por construir. De momento, al momento, subimos el telón de un largo, emocionante y exigente camino. Que la Virgen del Pilar, como deseó nuestro capitán el pasado jueves, sea nuestra mejor compañera. Que nunca nos sintamos solos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s